La histórica Soyuz MS-15 regresó a una Tierra sumida en la pandemia

Publicado:
| Periodista Digital: EFE / Cooperativa.cl

Con tres tripulantes de la EEI a bordo, la nave aterrizó hoy con éxito en la estepa kazaja entre estrictas medidas de seguridad sanitaria debido a la crisis del Covid-19.

Entre los retornados está la astronauta de la NASA Jessica Meir, quien efectuó la primera caminata espacial íntegramente femenina en octubre de 2019.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
La histórica Soyuz MS-15 regresó a una Tierra sumida en la pandemia
 Roscosmos

La cápsula de descenso tocó Tierra a las 05.16 GMT (01.16 hora chilena) al sureste de la ciudad kazaja de Zhezkazgán.

Llévatelo:

La nave Soyuz MS-15, con tres tripulantes de la Estación Espacial Internacional (EEI) a bordo, aterrizó hoy con éxito en la estepa kazaja, y lo hizo entre estrictas medidas de seguridad sanitaria debido a la pandemia del coronavirus.

La cápsula de descenso tocó Tierra a las 05.16 GMT (01.16 hora chilena) al sureste de la ciudad kazaja de Zhezkazgán con el cosmonauta Oleg Skrípochka y los astronautas estadounidenses de la NASA Andrew Morgan y Jessica Meir a bordo, según informó la agencia espacial rusa, Roscosmos.

Debido a las limitaciones técnicas relacionadas con la situación epidemiológica, el descenso no fue mostrado en directo desde el lugar del aterrizaje como suele ser habitual.

En un día soleado en la estepa kazaja, la cápsula aterrizó algo más de tres horas después de haberse desacoplado de la EEI.

Ocho helicópteros Mi-8MTV5-1, aviones An-12 y An-26 y 19 unidades de equipamiento terrestre especial, incluidos cinco vehículos de búsqueda y rescate en tierra "Blue Bird" estaban implicados en asegurar el aterrizaje de la Soyuz MS-15, según las agencias rusas.

ESTRICTAS MEDIDAS SANITARIAS POR EL CORONAVIRUS

La ceremonia de bienvenida fue más sobria que en otras ocasiones debido a las estrictas precauciones introducidas por la Covid-19.

Los contactos con el equipo quedaron reducidos al mínimo necesario y todos los equipos de búsqueda y rescate desplegados para recibir a los tripulantes fueron previamente sometidos a pruebas de coronavirus, según la agencia Interfax.

El primero en abandonar la cápsula, tal como lo establece el protocolo, fue Skrípochka, en su condición de comandante.

El equipo médico, provisto de guantes y mascarillas, le practicó un primer reconocimiento en su butaca, mientras que se les pidió a los demás integrantes del equipo de rescate que mantuvieran la distancia social necesaria por las medidas de precaución sanitarias.

Después, una sonriente Jessica Meir fue evacuada del módulo de descenso y recibida por los médicos de la NASA, en tanto que Morgan abandonó la cápsula en último lugar.

Como es habitual, Skrípochka efectuó una primera llamada a sus familiares, aún instalado en la butaca con su manta de Roscosmos, mientras que Morgan recibió una bebida y Meir se puso las gafas de sol para protegerse de la luz.

La tripulación se subirá ahora a helicópteros rusos Mi-8 para llegar, tras un vuelo de 2 horas y 30 minutos, al centro de recuperación en Baikonur, Kazajistán, donde se separará.

Morgan y Meir viajarán entonces en un avión de la NASA a Houston, mientras que Skrípochka volverá a la base de entrenamiento en la Ciudad de las Estrellas, en las afueras de Moscú, donde será puesto bajo observación médica debido a la pandemia del coronavirus.

VIAJE ESPACIAL CON MOMENTOS HISTÓRICOS

Morgan llevaba 272 días en el espacio y su misión comenzó el 20 de julio pasado, cuando fue lanzado a la EEI a bordo de la Soyuz MS-13 junto al ruso Alexandr Skortsov y el italiano de la Agencia Espacial Europea (ESA) Luca Parmitano.

Durante su primera misión espacial, Morgan contribuyó a cientos de experimentos en Biología, Ciencia de la Tierra, investigación humana, Física y desarrollo de la tecnología, según la NASA.

También efectuó siete caminatas espaciales que totalizaron 45 horas y 48 minutos.

Skrípochka, que acaba de completar su tercer vuelo espacial (acumula 536 días en órbita), y Meir llegaron a su vez la EEI a bordo de la Soyuz MS-15 el 25 de septiembre pasado -junto al emiratí Hazza al Mansouri-,y aterrizaron en la estepa kazaja después de 205 días en el espacio.

Durante su primera estancia en la plataforma orbital, Meir efectuó la primera caminata espacial íntegramente femenina junto a su compañera de la NASA Christina Koch, un momento histórico en la historia de la agencia espacial estadounidense y del mundo.

TRES TRIPULANTES EN LA EEI A LA ESPERA DE NUEVOS INQUILINOS

Los tres tripulantes recién regresados dejan atrás en la EEI al astronauta estadounidense Chris Cassidy, que asumió el mando de la plataforma orbital de la mano de Skrípochka, y a los cosmonautas de Roscosmos Anatoli Ivanishin e Iván Vágner, que llegaron el pasado día 9 a bordo de la Soyuz MS-16.

Estos tres habitantes de la EEI comenzaron en el momento del desacoplamiento de la Soyuz MS-15 la expedición 63, a la espera de recibir próximamente a los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley, que llegarán en la cápsula Crew Dragon de la compañía de transporte aeroespacial SpaceX, propiedad del empresario Elon Musk.

Serán los primeros astronautas de la NASA en ser lanzados a la EEI desde tierra estadounidense a bordo de una nave y un cohete también estadounidenses desde el fin del programa de los transbordadores el 8 de julio de 2011.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter