Joven chileno conoció a su "ángel" de Zimbabue, la desconocida que le donó sus células madre

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

El paciente de cáncer de 16 años se salvó gracias al gesto desinteresado de Josie.

Joven chileno conoció a su
 NHS Blood and Transplant
Llévatelo:

Un joven chileno de 16 años, que obtuvo una de las 73.914 donaciones de células madre a pacientes de cáncer de sangre a través de la fundación DKMS Global, recibió este miércoles la "inmensa sorpresa" en Santiago al encontrarse con su donante, una mujer originaria de Zimbabue.

Durante esta jornada, DKMS Chile sorprendió con la coordinación de un encuentro entre Ignacio Marín y su donante Josie Mamhambara, quien le salvó la vida siete años atrás al donarle células madre sanguíneas.

"El conocer a Josie es una emoción demasiado grande. Ella es como un ángel, irradia felicidad, armonía. Yo la considero mi segunda madre", señaló Marín.

El muchacho reconoció que fue muy difícil encontrar donantes "y en verdad la existencia de DKMS en Chile facilitó mucho la búsqueda. Ahora puedo decir que al final es una etapa superada", aseveró.

"El cáncer no es algo que yo intente esconder, al contrario me enorgullece haber vivido eso e incluso creo que me ha fortalecido como persona", agregó Marín.

En tanto, Josie Mamhambara, relató que hizo su donación en 2012 sin saber a quién iba a beneficiar, porque en el Reino Unido la ley establece que no se puede dar esa información hasta que pasan cinco años.

"Esperé ese tiempo, pero hace dos años la familia de Ignacio me contactó y me contaron su historia. Sentí la conexión con el desde el principio", explicó a la agencia EFE.

"Me preocupaba por él y que estuviese bien, deseaba que le fuera todo bien, así que hice una imagen en mi cabeza de cómo era todo. Pero poder estar con él, conocerlo y verlo ahora es emocionante", enfatizó.

Más de 18.000 son los chilenos inscritos en el único registro de potenciales donantes de células madre sanguíneas del país, que pretende aumentar las probabilidades de que personas con cáncer de sangre u otra enfermedad mortal del sistema sanguíneo puedan curarse de su enfermedad.

En su primer año de funcionamiento en el país, DKMS Chile ha proveído seis donaciones a pacientes tanto a nivel local como en otras partes del mundo, dando nuevas oportunidades de vida a personas que han requerido un trasplante de células madre sanguíneas como única opción de cura.

La subsecretaria de Salud Pública de Chile, Paula Daza, destacó la importancia de abordar enfermedades como el cáncer en las políticas públicas del actual Gobierno.

"DKMS es fundamental para apoyar el plan nacional de cáncer. Este plan busca prevenir, promocionar el diagnóstico precoz, pero también mejorar el acceso a tratamientos", puntualizó.

Daza explicó que dentro del tratamiento está el trasplante de médula ósea, para las leucemias y los linfomas.

"El contar con una fundación que busque personas que sean donantes es un tremendo apoyo para la política pública de salud del Gobierno. Es un acto de solidaridad pura", añadió la autoridad gubernamental.

Por su parte, el doctor Alexander Schmidt, director médico de DKMS Global, comentó que la labor desarrollada por la oficina en Chile ha superado con creces toda expectativa.

"Seis donaciones en un año es prueba de un trabajo increíble. DKMS se fundó en Alemania en 1991 y tuvieron que pasar dos años para hacer el primer trasplante", agregó.

Se manifestó esperanzado de que el registro siga creciendo en forma sostenida y se llegue a los 20.000 donantes en 2019.

"A un año de la apertura, sabemos que tomamos la decisión correcta al venir a Chile, porque nos está ayudando a dar una mayor cantidad de segundas oportunidades de vida a personas de todo el mundo", aseguró Schmidt.

La directora ejecutiva de DKMS Chile, Anette Giani, señaló que la importancia de contar con un registro en Chile aumenta la probabilidad de que pacientes de Chile y la región encuentren donantes, ya que la compatibilidad está ligada al origen étnico de las personas.

"Mientras más personas de origen hispanoamericano se registren en DKMS, mayor será la probabilidad de que pacientes con este origen encuentren a su 'gemelo genético' y puedan tener una segunda oportunidad de vida", enfatizó.

En el mundo, DKMS se encuentra en seis países: Alemania, Polonia, Reino Unido, Estados Unidos, India y Chile.

Provee donantes de células madres sanguíneas a 54 países del mundo y cuenta con 9 millones de registrados a nivel global. En sus 28 años de existencia, el registro ha facilitado más de 73.000 donaciones, dando nuevas oportunidades de vida.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados