FMI prevé caída de 4,5% de la economía chilena este año, el doble que los expertos nacionales

Publicado:
| Periodista Digital: EFE / Cooperativa.cl

El organismo estima, no obstante, que nuestro país liderará una recuperación parcial en la región en 2021.

Advierte que Latinoamérica se contraerá 5,2% y la economía mundial 3% durante este 2020.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
FMI prevé caída de 4,5% de la economía chilena este año, el doble que los expertos nacionales
 EFE

El FMI actualizó su informe de Perspectivas Económicas, tres semanas después de asegurar que la economía mundial entró "en una recesión igual o peor que la de 2009".

Llévatelo:

La actividad económica de Chile caerá 4,5 por ciento este año por el impacto de la pandemia de Covid-19, según las nuevas y lapidarias estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

El informe de Perspectivas Económicas Mundiales del FMI proyectó un escenario aun peor que las autoridades chilenas. De hecho, es el doble de pesimista que los expertos consultados por el Banco Central en la Encuesta de Expectativas Económicas, que pronostican un retroceso de 2,2 por ciento en 2020.

Respecto a estas cifras, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, remarcó que "esta es una caída significativa, es una recesión muy importante que va a ocurrir este año. Como Gobierno también lo hemos alertado, se vienen meses muy, muy duros y hay que estar concientes de aquello".

"La buena noticia es que esto va a ser transitorio y así también lo proyecta el Fondo Monetario (Internacional), pues ve recuperaciones muy significativas de las economías en el año próximo", añadió.

En tanto, Hermann González, economista de Clapes UC, comentó que "si se llega a dar sería la mayor caída del PIB de Chile desde el año 1983, por lo tanto, estamos hablando de una contracción mucho mayor que la que se vivió en las últimas dos recesiones que tuvo Chile los años 1999 y 2009, o sea, tenemos que remontarnos a inicios de los 80 para encontrar una cifra similar".

"En el mundo, no es muy distinto. Lo que nos está diciendo el Fondo Monetario hoy día es que todo el mundo se está viendo golpeado y no hay nadie que escape del impacto económico que está teniendo esta enfermedad en el mundo", añadió.

A nivel regional, el Fondo estima que la actividad económica en América Latina y el Caribe se reducirá un 5,2 por ciento este año, por los efectos de la crisis sanitaria mundial que afecta las cadenas de suministro y la demanda interna y externa, entre otros factores, aunque espera que se recupere parcialmente en 2021 y crezca un 3,4 por ciento.

En el reporte, pronosticó que en 2020 la economía de México se contraerá un 6,6 por ciento; la de Brasil un 5,3 por ciento; la de Argentina un 5,7 por ciento y la de Venezuela un 15 por ciento.

La región se verá afectada este año por el "aislamiento, bloqueo y cierres generalizados requeridos para frenar la propagación" del coronavirus, que está provocando un "grave efecto" en la actividad económica de todos los países latinoamericanos y a nivel mundial, según el Fondo.

Los que menos notarán la reducción drástica de la actividad económica en 2020 serán Paraguay, con una retracción del 1 por ciento; Colombia, con un 2,4 por ciento; y Bolivia, que registrará una caída del 2,9 por ciento.

Por su parte, el producto interior bruto (PIB) de Centroamérica bajará este año en 3 por ciento, y el de los países caribeños en 2,8 por ciento, según las nuevas previsiones del organismo de crédito multilateral.

"Las consecuencias económicas dependen de factores que interactúan de formas difíciles de predecir, como el recorrido de la pandemia, la intensidad y la eficacia de los esfuerzos de contención, el impacto de las interrupciones del suministro, las repercusiones del ajuste drástico en las condiciones del mercado financiero mundial, los cambios en los patrones de gasto y los cambios de comportamiento", aclaran los expertos del FMI en su análisis.

El Fondo subraya también que la prioridad "inmediata" es contener las consecuencias del brote del COVID-19 con medidas como aumentar el gasto público en atención médica para fortalecer la capacidad y los recursos del sector sanitario.

Pese a la caída generalizada de este año, la institución multilateral pronostica una recuperación parcial de Latinoamérica en 2021, año en el que su economía avanzará un 3,4 por ciento, restauración que estima la liderarán, según las previsiones, Chile y Perú, con aumentos del 5,3 por ciento y 5,2 por ciento de su PIB, respectivamente.

Las economías más grandes de la región como son las de Brasil, México y Argentina, registrarán en 2021 subidas más leves, del 2,9 por ciento, 3 por ciento y 4,4 por ciento, respectivamente, a tenor de estas previsiones.

La economía mundial caerá empujada por contracción de EEUU y frenazo chino

En tanto, el FMI pronostica que la economía mundial se desplomará un 3 por ciento en 2020, lastrada principalmente por la significativa contracción en EE.UU., del 5,9 por ciento, y el abrupto frenazo de China, que apenas crecerá el 1,2 por ciento.

El informe destaca que la "aguda" contracción de la economía global durante este año será mucho peor que la vivida durante la crisis financiera de 2008-2009.

El derrumbe económico será generalizado, según las previsiones del Fondo: el producto interior bruto del Reino Unido caerá un 6,5 por ciento; el de Rusia, un 5,5 por ciento; Sudáfrica, un 5,8 por ciento; Turquía, un 5 por ciento; Japón, un 5,2 por ciento, y Arabia Saudí, un 2,3 por ciento.

Solo mantendrán un crecimiento positivo, aunque con reducciones contundentes, los dos grandes gigantes asiáticos: China que crecerá un 1,2 por ciento este año; e India, que se prevé lo haga un 1,9 por ciento.

Las previsiones del Fondo apuntan a una paulatina recuperación en 2021, a medida que la pandemia sea contenida, con un crecimiento del 5,8 por ciento.

Sin embargo, la incertidumbre es elevadísima, ya que la evolución dependerá de "los cambios en el comportamiento de los consumidores, el drástico ajuste de los mercados financieros, las pérdidas de productividad, la confianza de los consumidores y la extrema volatilidad de (los precios de" las materias primas".

El organismo celebra esta semana, junto con el Banco Mundial, su tradicional asamblea de primavera, pero en esta ocasión adoptará un formato virtual debido a la pandemia del coronavirus.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter