¿Sirven las mascarillas para protegerse del coronavirus?

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

Aconsejan usarla si se presentan síntomas respiratorios, se cree que ya se contrajo el virus, o se está cuidando a alguien que podría estar infectado.

No proporciona por sí sola suficiente protección, y es necesario tomar otras precauciones, como lavado constante de manos y uso de desinfectante.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
¿Sirven las mascarillas para protegerse del coronavirus?
 EFE

Las personas que no están enfermas no necesitan usar mascarillas porque no hay pruebas de que les vaya a proteger, de acuerdo a la OMS.

Llévatelo:

Las mascarillas se agotan en las farmacias, y muchos creen que así estarán más protegidos frente al coronavirus, pero ¿realmente se puede evitar el contagio usándolas?

Las mascarillas no son infalibles, por sí solas, frente a los virus, porque no aíslan completamente a la persona del contacto con el exterior, aunque algunas pueden ser muy efectivas frente al coronavirus.

Mientras las autoridades sanitarias insisten en que el uso de este material médico es "irracional", "innecesario" e incluso irresponsable por el desabastecimiento que está provocando, muchos ciudadanos siguen poniendo en duda esta afirmación.

El jefe de la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China, Bruce Aylward, explicó que "las personas que no presentan síntomas respiratorios no necesitan usar mascarillas porque no se ha demostrado que protejan a las personas que no están enfermas. Sin embargo, es posible que se utilicen en algunos países donde se ha instalado esta costumbre", aconseja la OMS.

¿Qué tipo de mascarilla es mejor?

Aunque ningún tipo de mascarilla representa una barrera totalmente infranqueable para las infecciones, algunas ofrecen más protección que otras, explica a EFE la vicepresidenta del Colegio de Médicos de Madrid, Belén Padilla.

Por un lado, están las que se usan habitualmente en quirófano: son las que aparecen en la mayoría de las fotos de países afectados por el coronavirus y están hechas de un papel fino, material que apenas filtra el aire y puede ser traspasado fácilmente por las partículas portadoras de los virus.

Su objetivo es evitar la transmisión de agentes infecciosos por parte de la persona que las lleva. De hecho, están diseñadas de dentro hacia fuera para evitar la diseminación de microorganismos presentes en la boca, nariz o garganta.

Pero hay otras mascarillas más profesionales, con filtro de partículas, que podrían ser eficaces frente al coronavirus, y que al contrario de las quirúrgicas, están diseñadas de fuera hacia adentro para proteger a quien las lleva frente a la inhalación de contaminantes ambientales.

Existen dos tipos de mascarillas de protección individual, como explica María Luisa Hermosa, del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla: las "autofiltrantes para partículas o aerosoles", que pueden llevar válvulas con filtro y tienen varios índices de protección (FFP1, FFP2 o FFP3, según la normativa europea), y las indicadas para gases y vapores.

La OMS recomienda el uso de mascarillas con un nivel de filtrado de al menos FFP2 (o N95, según la normativa estadounidense) para procedimientos de aislamiento o con posible generación de aerosoles infecciosos (tuberculosis, sarampión, varicela, SRAS, entre otros).

¿Cuándo debemos usar las mascarillas?

La OMS aconseja utilizar una mascarilla si se presentan síntomas respiratorios, tos o estornudos, si se cree que se ha contraído el COVID-19 con síntomas leves o si se está cuidando de alguien que podría estar infectado.

Las personas que no están enfermas no necesitan usar mascarillas porque no hay pruebas de que les vaya a proteger, y sí deben usarlas quienes presenten síntomas respiratorios y los profesionales sanitarios que traten a pacientes con coronavirus. En concreto, la OMS recomienda a los médicos que empleen mascarillas con filtro de partículas equivalente a la FFP2.

Las mascarillas de un solo uso, como las mascarillas clínicas planas y las desechables con filtro, no deben reutilizarse. En el resto de los casos, deben cambiarse cuando estén húmedas.

La mascarilla debe retirarse siempre sin tocar la parte delantera, que podría estar contaminada, para después lavarse las manos.

Imagen foto_00000016

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter