Estudiantes y Gobierno se enfrentaron por disturbios en marcha no autorizada

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Confech y la ACES acusaron montajes por parte de Carabineros en los hechos de violencia.

Ministro Hinzpeter aseveró que las movilizaciones "se les escapa de las manos" a los dirigentes.

Llévatelo:

Una nueva marcha por el centro de Santiago, estimada en 3.000 personas por los convocantes, provocó declaraciones cruzadas entre estudiantes y las autoridades de Gobierno, quienes se acusaron unos a otros por los desmanes ocurridos en la movilización realizada por el centro de Santiago que no contaba con la autorización de la Intendencia Metropolitana.

Temprano Carabineros sofocó el intento de los estudiantes secundarios y universitarios de marchar desde Plaza Italia, generándose las primeras escenas de violencia que continuaron en la FECh, donde Fuerzas Especiales se trasladó con el carro lanzaguas y el lanzagases.

Fue bajo este escenario que tres buses del Transantiago resultaron completamente quemados, lo que provocó serias críticas del Gobierno y el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, mientras que los dirigentes estudiantiles aseguraban que se trataba de un montaje.

Imagen
Poco a poco comenzaron a llegar los estudiantes que intentaron marchar desde Plaza Italia. (Foto: UPI)

Gobierno: Nadie está por sobre la ley

El jefe edilicio fue el primero en cuestionar lo ocurrido exigiendo que "paremos la chacota". Zalaquett además apuntó directamente a la vocera de la ACES, Eloísa González, afirmando que la estudiante "no tiene legitimidad" porque "tiende a mentir".

Posteriormente, el vocero de Gobierno, Andrés Chadwick, aseveró que "nadie está por sobre la ley" y enfatizó que los dirigentes estudiantiles "no pueden eximirse de su responsabilidad" porque "queda muy claro" que ellos "saben perfectamente los efectos que se producirán" al convocar estas manifestaciones.

El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, también salió a comentar lo ocurrido aseverando en 24 Horas que "cada uno tiene que asumir su responsabilidad" en los hechos de violencia.

El jefe de Gabinete recalcó además que este tipo de convocatorias "se les escapa de las manos" a los estudiantes, quienes "tienen en sus manos las llaves para evitar que los delincuentes se aprovechen de sus marchas".

Imagen
Los estudiantes se tomaron las calles desafiando a las autoridades. (Foto: EFE)

Estudiantes acusan montajes

Las acusaciones también vinieron por parte de los dirigentes estudiantiles quienes dijeron que tras la quema de los tres buses del Transantiago hay un montaje, como planteó Gabriel Boric.

El presidente de la FECh aseguró que los buses incendiados iban vacíos y fuera de recorrido.

Luego en conferencia de prensa, Boric respondió al emplazamiento de Chadwick enfatizando que "los estudiantes no nos sentimos por sobre la ley", pero "quienes sí lo han estado son los empresarios de la educación".

La ACES y la Confech adelantaron que agosto "va a ser un mes de movilizaciones", pese a que el propio Hinzpeter advirtió que "es bastante obvio que no hay que seguir insistiendo en el mismo recorrido".

Ya en la noche, un grupo de estudiantes se tomó el noticiero de Chilevisión, programa que decidió no mostrar lo que ocurría en el set mientras que en las redes sociales se mostraban imágenes de la situación.

Imagen
En ciudades como La Serena, Valparaíso y Valdivia se replicaron las protestas. (Foto: UPI)

Balance de detenidos

Al finalizar la jornada, la intendenta metropolitana, Cecilia Pérez, informó que la movilización arrojó 75 personas detenidas, entre ellas un niño de 14 años acusado de participar en la quema de uno de los buses.

Pérez hizo eco a las acusaciones de montaje aseverando que "si los dirigentes estudiantiles son incapaces de hacerse responsables de acciones de fuerza como la toma de colegios o de un partido político; si son incapaces de hacerse responsables de una marcha autorizada, como la del pasado 28 de junio; si son incapaces de hacerse responsables de una marcha ilegal, como la de esta mañana; mucho menos las autoridades y todo el país pueden esperar que se hagan responsables de declaraciones tan poco creíbles".

"La irresponsabilidad de estos dirigentes que hoy insistieron en llamar a una marcha terminó en lo que ya es habitual en las convocatorias de este movimiento político: destrucción y violencia", enfatizó.

En la conferencia, el ministro de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz, lamentó la quema de tres buses del Transantiago, enfatizando que "uno puede tener intención de manifestarse, de defender ideas y opiniones, pero esas manifestaciones no deben realizarse al margen de la ley y mucho menos poner en peligro la vida de los usuarios del transporte público".

Imagen
Este es uno de los tres buses quemados en la manifestación. (Foto: UPI)

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados