Tópicos: País | Salud

Las irregularidades detectadas en la Seremi que encabeza Rosa Oyarce

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Contraloría detectó problemas en las estaciones de monitoreo de la calidad del aire y en la fiscalización de las empresas de alimentos.

También se reportó el almacenamiento de productos peligrosos en las bodegas de la repartición.

Llévatelo:

La Contraloría detectó una serie de irregularidades en la Secretaría Regional Ministerial de Salud Metropolitana, dirigida por Rosa Oyarce, en materias como la medición de calidad del aire y fiscalización de alimentos importados, hechos ante lo cual ordenó varios sumarios administrativos.

Imagen
La seremi Rosa Oyarce indicó que responderá públicamente en las próximas horas al informe del órgano contralor. (Foto: UPI)

Según detalla The Clinic Online, una de las faltas graves corresponde al Subdepartamento de Calidad de los Alimentos (SCA), que tiene la responsabilidad de vigilar las bodegas de almacenaje de alimentos importados, cuya área de fiscalización -según el organismo contralor- "dejó de funcionar" en febrero de 2011 hubo un reestructuración.

Producto de esta anomalía, la Seremi ni siquiera averiguó el paradero  de 300 toneladas de alimentos importados que fueron rechazados para su ingreso y consumo.

La Contraloría tampoco pudo constatar la autorización sanitaria de tres bodegas donde estaban estaban destinadas 48 toneladas de alimentos de las empresas Winter, Alfa y Global Product. Ante el cuestionamiento, desde la Seremi se explicó que que se trataba de un problema de software.

El órgano acusó una general deficiencia en la fiscalización a las empresas que trabajan con alimentos para el consumo humano: "La mayoría de las autorizaciones de estos establecimientos tienen una antigüedad evidente, sin embargo a un número importante de ellas la Seremi no les ha realizado este tipo de inspecciones (sanitarias) para verificar que sigan cumpliendo con las disposiciones vigentes para este tipo de recintos", dice el informe.

Asimismo, los expedientes de los sumarios sanitarios están desordenados y las actas "para autorizar establecimientos de bajo y alto riesgo, no poseen folio, lo que impide realizar un seguimiento de las operaciones realizadas".

Calidad del aire

La Contraloría también objetó el desempeño de la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire de la Región Metropolitana (Red MACAM), que estaba bajo supervisión de la Seremi Metropolitana y del Ministerio del Medioambiente desde 2011.

Esta red es la encargada de chequear la cantidad de contaminantes y material particulado en el aire y sirve de referencia para decretar las emergencias y preemergenciasy la restricción vehicular.

Entre las anomalías se encuentran cilindros de gases de calibración de equipos de medición vencidos (en las estaciones de Quilicura, Parque O'Higgins, Independencia, El Bosque y La Florida); problemas de inventario (equipos registrados que no están); y exceso de temperatura en la estación de la comuna de Santiago, que superaba los 30 grados Celsius, lo que contradice la norma. Ante esta última irregularidad la Seremi "manifestó que el aire acondicionado de la estación fiscalizada habia fallado justo en el momento de la revisión".

Químicos lanzados al alcantarilladoEl informe de la Contraloría también descubrió que el Servicio de Farmacias del Hospital Clínico de la Universidad de Chile diluía sicotrópicos que eran "descargados a la red de alcantarillado público (...) sin que la Seremi haya iniciado las acciones sancionatorias correspondientes".

Ante este cuestionamiento, desde la Seremi argumentaron que la funcionaria a cargo jubiló, "desconociéndose la forma en que dichos medicamentos fueron eliminados". Por esta causa se exige un sumario.

El texto indica además que la Seremi mantiene una bodega donde se almacenan los remedios que son incautados por la policía. En el lugar hay desorden y fármacos vencidos de un decomiso de 2008 y otros con más de seis meses de vencimiento "que constituyen residuos peligrosos", pero el lugar no cuenta con medidas de seguridad antiderrames ni señalización como manda la ley.

Tampoco existe claridad de si los productos decomisados por la policía si fueron destruidos y si se informó a la Fiscalía.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados