Ministro Mañalich: En la batalla contra el tabaco las cosas van definitivamente mal

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Titular del Minsal defendió en Tecnociencia el proyecto que busca endurecer la ley actual.

Este prohibirá por completo fumar en espacios cerrados, incluidos restoranes y discotecas.

Llévatelo:

En diálogo con Tecnociencia, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, defendió su postura de apoyar la suma urgencia al proyecto de ley que endurece la legislación antitabaco, al señalar que, en la comprensión de Gobierno, este vicio "es una grave amenaza para la salud de las personas, de la cual tiene que hacerse cargo el sistema sanitario".

Imagen
En Chile el 40 por ciento de la población es fumadora activa, recordó el ministro.

"En la batalla contra el tabaco las cosas van definitivamente mal", sentenció la autoridad, quien basó su afirmación en aspectos como la "prevalencia de adicción al tabaco de un 40 por ciento en el promedio de la población" y el "costo, para las arcas fiscales, de tratar a las víctimas de tabaco (que) supera los dos mil millones de dólares al año (y se expresa) en diversas formas de cáncer, enfermedades pulmonares, accidentes vasculares, infartos al corazón, etcétera".

Mañalich resaltó además que "la ley anterior, que discriminaba entre espacios para fumadores y no fumadores en recintos cerrados, como restoranes, no era efectiva", según han demostrado numerosos estudios científicos.

"En este sentido, nosotros avalamos la idea de ampliar más la restricción, y en lo que se refiere a recintos cerrados no permitir de ninguna manera que se pueda fumar, porque no hay manera segura de generar una diferencia en la calidad del aire que se respira", explicó.

Magra perspectiva

Datos entregados en noviembre de 2010 por la organización "Chile libre de Tabaco" señalan a nuestro país como el más fumador de Latinoamérica (principalmente entre jóvenes entre 13 y 15 años) con un promedio de 20 mil muertes anuales producto de males asociados al cigarrillo.

El proyecto legislativo en cuestión consta de nueve puntos, entre los que se cuentan la:

  • Prohibición de fumar en lugares públicos cerrados, y públicos abiertos cuando hay niños en las cercanías (parques, plazas, salida de colegios, salida de hospitales).
  • Prohibición de todo tipo de publicidad.
  • Aumento a 80 por ciento del espacio destinado en la cajetilla para la advertencia de los males de cigarrillo.
  • Se establece que será la autoridad sanitaria y no los juzgados de policía local quien va a determinar las sanciones y establecer las multas para quienes violen estas normas.
  • Las personas adictas al tabaco serán incorporadas al Plan AUGE.
  • Se solicita al Gobierno acelerar el aumento de impuesto al tabaco.
  • En el caso de los hoteles, se van a establecer espacios abiertos especialmente delimitados para fumadores.
  • No se permitirá fumar en espacios abiertos con techo.
  • Se prohíbe el consumo de tabaco en oficinas y lugares de esparcimiento, como discotecas, bares y casinos.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados