Argentina denunció a multinacional cerealera por supuesto "trabajo esclavo"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Acción contra Pioneer es por "trata de personas y reducción a la servidumbre".

Los empleados estaban en instalaciones que no cuentan con luz eléctrica.

Llévatelo:

El ente recaudador de impuestos de Argentina denunció a la filial local de la cerealera multinacional Pioneer tras detectar en el centro del país tres campamentos con 140 trabajadores rurales supuestamente sometidos a trabajo esclavo.

ImagenLa denuncia por "trata de personas y reducción a la servidumbre" fue presentada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ante el ministerio de Trabajo de Córdoba y la Justicia de esa provincia central.

Esta querella es el resultado de una investigación hecha por la AFIP, a través de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social, que detectó extremas condiciones de insalubridad y precariedad laboral en un establecimiento agropecuario situado en el Paraje Monte del Rosario, donde se realizan tareas manuales de desflore de maíz.

"Preparamos un procedimiento para un sábado al mediodía y se allanó el predio por orden del juez federal Ricardo Bustos Fierro", comentó a la Agencia EFE el director general de los Recursos de la Seguridad Social, Carlos Sánchez.

El funcionario precisó que si bien Pioneer Argentina es la explotadora del predio, los peones están registrados por Adecco Specialities, una empresa que presta servicios de trabajo eventual o temporal.

"Para nosotros el principal responsable es Pioneer. Incluso el ingeniero que está al frente de los trabajos en el predio pertenece a esa empresa", destacó Sánchez.

El funcionario señaló que el gobierno argentino "no va a retroceder un paso" en denunciar a las firmas que cometen esta clase de ilícitos.

Situación en la cerealera

En un comunicado, la AFIP señaló que "las instalaciones allanadas no tienen luz eléctrica y que los trabajadores, trasladados desde localidades de la provincia de Santiago del Estero, estaban alojados en casillas de chapa, sin aislante térmico ni contra alimañas e insectos".

"El agua para consumo estaba en tanques apoyados sobre la tierra y expuestos al sol durante todo el día, y se extrae de los mismos pozos usados para el riego de los campos", detalló antes de indicar que los baños "eran construcciones sin puerta y con un pozo para los residuos".

En su investigación, los funcionarios constataron que los trabajadores rurales cobran 97 pesos (unos 24 dólares; 11.695 pesos chilenos) diarios, que eran pagados al finalizar todo el trabajo, previo descuento de dinero en caso de dañar las plantas.

"Ninguno de los trabajadores conocía cómo medirían dicho daño, por lo que, en definitiva, no saben cuánto cobrarán. Además no tenían permitido abandonar el predio hasta que concluyeran la labor", añadió.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados