Tópicos: Mundo | Brasil | Dilma Rousseff Aumentar tamaño Disminuír tamaño

Juicio político en Brasil terminó con la destitución de Dilma Rousseff

La presidenta fue declarada culpable de "crímenes de responsabilidad" por 61 de los 81 senadores del país.

Luego de tres meses suspendida pierde el cargo definitivamente y éste queda en manos de Michel Temer.

EFE
Rousseff, sucesora de Lula da Silva, no perdió sus derechos políticos y puede volver a optar a cargos públicos.

Rousseff, sucesora de Lula da Silva, no perdió sus derechos políticos y puede volver a optar a cargos públicos.

 

El juicio político que enfrentaba desde diciembre de 2015 la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, finalizó este miércoles con su destitución y reemplazo por parte de Michel Temer.

Con el presidente del Tribunal Supremo, Ricardo Lewandowski, como garante constitucional del proceso, 61 de los 81 senadores brasileños declararon a la ahora ex mandataria culpable de "crímenes de responsabilidad" por haber alterado las cuentas fiscales mediante tres decretos no autorizados por el Congreso y haber contratado créditos a favor del Gobierno con la banca pública, cargos que ella siempre negó.

"¿Cometió la acusada, señora Presidenta de la República, Dilma Vana Rousseff, los delitos de responsabilidad correspondientes a la contratación de créditos en instituciones financieras controladas por el Estado y apertura de créditos sin autorización del Congreso Nacional que le son imputados y debe por eso ser condenada con la pérdida de su cargo y sus derechos políticos por ocho años?", era la pregunta original que debían responder los congresistas actuando en calidad de jueces.

Imagen foto_00000018

Sin embargo, la presentación de una moción previa por parte de Partido de los Trabajadores -al que pertenecen la mandataria y su antecesor, Lula da Silva- logró que la votación se dividiera en dos partes.

Imagen foto_00000017

De este modo, si bien Rousseff perdió el cargo (bastaban 54 votos para ello y el resultado era adelantado por todos los medios y analistas), logró mantener sus derechos políticos, de modo que puede volver a postular a cargos públicosSólo 42 senadores estuvieron de acuerdo con inhabilitarla por ocho años.

Imagen foto_00000019

La ex presidenta -presencialmente ante el Senado el día lunes-, además de su abogado defensor y sus partidarios tildaron el proceso como "una farsa" y "un golpe parlamentario"; situación que, a sus ojos, se agrava con la asunción de Temer como nuevo jefe de Estado.

Quien fuera su vicepresidente fue sindicado por la propia Rousseff hace meses como el "jefe de la conspiración" que buscaba derrocarla.

Imagen foto_00000016

subir La cronología del "impeachment"

Año 2015

15 noviembre: Un grupo de juristas pidió a la Cámara de Diputados la apertura de un juicio político contra Rousseff por unas maniobras fiscales irregulares que "maquillaron" las cuentas del Estado en 2014 y 2015.

2 diciembre: El entonces presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, autorizó los trámites para la posible apertura de un proceso de destitución.

8 diciembre: El vicepresidente Michel Temer difundió una carta dirigida a Roussseff en la que dice que la mandataria "nunca" confió en él y que lo trató como un "vice decorativo", con lo cual anticipaba la ruptura entre ambos.

8 diciembre: La Cámara de Diputados instaló una comisión especial para analizar las acusaciones formuladas contra Rousseff.

9 diciembre: La Corte Suprema suspendió los trámites del proceso debido a "errores de procedimiento" en la Cámara baja.

22 diciembre: El proceso se suspendió por el inicio del receso parlamentario.

Año 2016

2 febrero: Concluyó el receso y el Congreso retomó sus sesiones.

16 marzo: La Corte Suprema esclareció el procedimiento necesario para el reinicio del juicio político.

17 marzo: La Cámara de Diputados eligió a los 65 miembros de una comisión especial que analizaría los argumentos jurídicos que existían contra Rousseff y notificó a la mandataria del inicio del trámite.

29 marzo: El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la mayor fuerza política del país, liderada por Temer, abandonó el Gobierno y declaró su apoyo al juicio político contra Rousseff.

4 abril: El abogado general del Estado, José Eduardo Cardozo, asumió la defensa de Rousseff ante la comisión de la Cámara baja y rechazó todos los cargos.

6 abril: El instructor de la comisión, Jovair Arantes, presentó un informe en el cual consideró que existían méritos jurídicos para avanzar hacia el juicio político.

11 abril: La comisión especial aprobó por 38 votos a favor y 27 en contra el informe del instructor, que pasó al pleno de la Cámara de Diputados.

12 abril: Rousseff acusó a Temer de ser el "jefe de una conspiración" que buscaba sacarla del poder.

14 abril: La Abogacía General de la Unión solicitó al Tribunal Supremo que declarara "nulo" el informe que determinaba la existencia de méritos jurídicos para el proceso. El tribunal lo rechazó ese mismo día.

15 abril: El pleno de la Cámara de Diputados comenzó a debatir el informe que recomendaba que Rousseff fuera enjuiciada.

17 abril: El pleno de la Cámara de Diputados de Brasil avaló la continuidad del proceso por 367 votos a favor y 137 en contra y el trámite pasó al Senado.

18 abril: Rousseff dijo ser "víctima de una gran injusticia" y denunció que en Brasil estaba en curso "un golpe de Estado".

21 abril: Rousseff viajó a Nueva York para asistir a la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático, en el marco de la cual aseguró: "La democracia está en riesgo".

25 abril: El Senado instaló una comisión especial para decidir si el proceso debía proseguir hasta el juicio final contra Rousseff y dio inicio a la fase procesal.

26 abril: Temer admitió que comenzaba a "prepararse" para asumir el poder en caso de que Rousseff fuera finalmente enjuiciada.

4 mayo: El senador Antonio Anastasia, instructor de la comisión especial que juzgaba a Rousseff, pidió respaldar la continuidad del proceso.

6 mayo: La comisión del Senado aprobó por 15 votos a favor y 5 en contra el informe de Anastasia y el caso pasó al pleno de la Cámara alta.

11 mayo: El pleno del Senado inició la sesión para decidir si la mandataria sería sometida a un juicio político y separada del poder mientras durara el proceso.

12 mayo: El Senado instauró el juicio político por 55 votos a favor y 22 en contra, lo cual suspendió a Rousseff de sus funciones. Rousseff disolvió su Gobierno y Temer asumió en forma interina.

1 junio: La defensa de Rousseff entregó un documento al Senado en el que volvió a negar todos los cargos e insistió en la tesis del "golpe".

8 junio: Un fiscal de un organismo de auditoría del Estado afirmó ante el Senado que Rousseff "sabía" que violaba las leyes fiscales, pues había sido advertida de esas irregularidades.

6 julio: Rousseff insistió en su inocencia y afirmó: "Brasil no merece una nueva ruptura democrática".

2 agosto: El senador Antonio Anastasia, instructor del proceso, presentó un nuevo informe y recomendó la destitución de Rousseff por "atentar contra la Constitución".

4 agosto: La comisión del Senado aprobó el informe por 14 votos a favor y sólo 5 en contra.

5 agosto: Temer inauguró los Juegos Olímpicos de Río 2016 como presidente interino y fue abucheado en el estadio Maracaná.

9 agosto: El pleno del Senado brasileño aprobó por 59 votos a favor y 21 en contra la continuidad del juicio político.

10 agosto: El Partido de los Trabajadores (PT) denunció esa decisión del Senado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como un "golpe de Estado" y pidió que se ordenara la suspensión del proceso.

17 agosto: La Corte Suprema anuncia que la fase final del proceso comenzaría el 25 de agosto y previó que duraría entre cinco y seis días, al cabo de los cuales el Senado decidiría la suerte definitiva de la mandataria.

23 agosto: El Congreso le envió una carta a la CIDH de la OEA en la que garantizó que todo el juicio a Rousseff respeta la Constitución.

25 agosto: El Senado inició la fase final del juicio con una sesión en la que escuchó a los dos testigos de la acusación.

26 agosto: El Senado escuchó a parte de los testigos de la defensa en la segunda sesión de la fase final del juicio y en medio de la crispación provocada por las mutuas acusaciones entre los senadores, al punto que el presidente del Congreso, Renán Calheiros, comparó al Legislativo con un "manicomio".

27 agosto: El Senado concluyó la fase de testigos del juicio de destitución con una audiencia en la que escuchó el testimonio del ex ministro de Hacienda Nelson Barbosa, el último testigo presentado por la defensa.

29 agosto: Rousseff presentó personalmente su defensa en el pleno del Senado, al que compareció por primera vez desde el inicio del proceso y soportó un maratónico bombardeo de preguntas de senadores que pedían su destitución.

30 agosto: En el último debate antes del pronunciamiento final, y tras escuchar por última vez a los acusadores y al defensor de la jefa de Estado, una amplia mayoría de los senadores se inclinó de forma decididamente favorable por su destitución.

31 agosto: El pleno del Senado, por amplia mayoría, aprobó la destitución definitiva de Dilma Rousseff y notificó a Temer que podía asumir el cargo de forma plena

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Ver Comentarios

Publicar en su sitio