Unión Europea puso en duda "acuerdo por la paz" anunciado por Trump para Israel y Palestina

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

El organismo expresó su preocupación por la posibilidad de que Israel anexione el valle del Jordán y otras partes de Cisjordania.

El acuerdo debe incluir "intercambios equivalentes de tierras" según acuerden las partes, enfatizó la organización.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Unión Europea puso en duda
 ATON (Referencial)

La Unión Europea no descartó negociar "una solución de dos Estados basada en las fronteras de 1967".

Llévatelo:

La Unión Europea (UE) expresó este martes su preocupación por la posibilidad de que Israel se anexione al valle del Jordán y otras partes de Cisjordania, tal y como propone el plan de paz para Oriente Medio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Nos preocupan especialmente las declaraciones sobre la perspectiva de anexión del valle del Jordán y otras partes de Cisjordania. En línea con la ley internacional y las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad de la ONU, la UE no reconoce la soberanía de Israel sobre los territorios ocupados desde 1967", indicó el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell.

En una declaración en nombre de los 27 países miembros, el alto representante comunitario para la Política Exterior europea aseguró que "los pasos hacia la anexión, si se implementan, no podrían pasar sin respuesta".

Trump develó el pasado 28 de enero su plan de paz para Oriente Medio, una "solución de dos Estados realista" que favorece los intereses de Israel y ofrece a los palestinos una soberanía limitada sobre su futuro país, al tiempo que deja intactos los asentamientos israelíes.

El plan de Trump, que se topó con el rechazo inmediato de los líderes palestinos, otorgaría a Israel el control íntegro de Jerusalén como capital y le permitiría anexionar el valle del Jordán, que ocupa alrededor del 30 por ciento del territorio palestino de Cisjordania, una posibilidad que la ONU considera ilegal.

"La UE está plenamente comprometida con la asociación transatlántica y los valores y esfuerzos para ayudar a encontrar una solución pacífica al conflicto palestino-israelí", recordó Borrell, quien destacó no obstante el compromiso de la Unión de negociar "una solución de dos Estados basada en las fronteras de 1967".

Añadió que esa solución debe incluir "intercambios equivalentes de tierras" según acuerden las partes, con el Estado de Israel conviviendo "en paz, soberanía y reconocimiento mutuo" con un Estado de Palestina "independiente, democrático, contiguo, soberano y viable".

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter