Tópicos: Mundo | México

Gobierno mexicano denunció "excesiva" vigilancia a sus sedes diplomáticas en Bolivia

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

Acusó que personal de inteligencia y seguridad del país altiplánico observan la residencia del embajador y la Embajada de México desde el mes pasado.

La Cancillería criticó una falta de cumplimiento de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas por parte del Estado boliviano.

Gobierno mexicano denunció
 EFE

"Los locales de la misión son inviolables", recordó la Cancillería mexicana.

Llévatelo:

El Gobierno mexicano expresó este lunes su preocupación por la "presencia excesiva" de personal de inteligencia y seguridad bolivianos que vigilan la residencia del embajador y la Embajada de México en Bolivia desde el 11 de noviembre.

El Gobierno de México a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) llamó en un comunicado "a las partes que integran al Estado Plurinacional de Bolivia para respetar y cubrir cabalmente las obligaciones del Estado boliviano respecto del artículo 22 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas".

En este documento, se recoge que "los locales de la misión son inviolables", por lo que los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos "sin consentimiento".

Además, indica que el Estado receptor tiene la obligación de "proteger" los edificios en cuestión contra toda intrusión, o perturbación de la tranquilidad.

Aún así, la SRE expresó que confía en que "se respetarán la inviolabilidad de los inmuebles diplomáticos y se llevarán a cabo las medidas correspondientes para garantizar el resguardo y la protección de la integridad física del edificio de la Misión Diplomática tanto interior como exterior, así como de los agentes diplomáticos acreditados".

El ex presidente de Bolivia Evo Morales (2006-2019), que hace tres semanas viajó a La Habana para una consulta médica, llegó el pasado 12 de diciembre procedente de Cuba a Argentina, donde solicitó refugio, proceso del que todavía no ha obtenido resolución.

La violencia comenzó en Bolivia el día después de los comicios del pasado 20 de octubre, en los que Morales fue proclamado vencedor para un cuarto mandato consecutivo entre denuncias de fraude a su favor.

Un informe de la OEA del pasado 10 de noviembre advirtió de "graves irregularidades" en las elecciones, y ese mismo día Morales renunció a la Presidencia forzado por los militares y al otro día viajó a México en condición de asilado.

Algunas de las imágenes con que México acusa vigilancia de Bolivia. (Foto:EFE)

 

Durante su estancia en México, Evo Morales ya había revelado que estudiaba la oferta de asilo de Argentina debido a la cercanía de este país con Bolivia.

"Hace un mes llegué a México, país hermano que nos salvó la vida; estaba triste y destrozado. Ahora arribé a Argentina, para seguir luchando por los más humildes y para unir a la Patria Grande", escribió Morales en un mensaje de Twitter tras su arribo a Argentina.

El Gobierno del peronista Alberto Fernández le puso como condición para ser asilado que no haga declaraciones políticas desde el país.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados