Tópicos: Mundo | Vaticano

"Un punto de inflexión": El Vaticano afronta una histórica cumbre antipederastia

Publicado:
| Periodista Digital: EFE / Cooperativa.cl

En su discurso inaugural, el papa reconoció que se piden "medidas concretas" para erradicar los abusos.

Casi 200 obispos y líderes religiosos de todo el mundo, entre ellos 114 presidentes de las Conferencias Episcopales, se reúnen desde este jueves hasta el domingo.

Durante cuatro días, los participantes se reunirán bajo tres temas centrales: la responsabilidad de los obispos, la rendición de cuentas y la transparencia.

 EFE

La cumbre será precedida por una reunión que el comité organizador mantendrá con un grupo de una docena de víctimas, entre ellas el chileno Juan Carlos Cruz.

Llévatelo:

Este jueves comenzó en la Ciudad del Vaticano la histórica reunión sobre los abusos a menores por parte del clero en la que se da cita la jerarquía católica, que se extendrá hasta el domingo 24.

El papa Francisco indicó que lo que se espera de la Iglesia no es solo condenar los abusos de sus clérigos sino "medidas concretas y efectivas" para erradicarlos, durante su discurso al inicio de la reunión para la protección de menores.

"El pueblo de Dios nos mira y espera de nosotros no simples y obvias condenas, sino medidas concretas y efectivas", afirmó el papa ante los 190 representantes de la jerarquía eclesial reunidos para afrontar el problema de los abusos en una cumbre sin precedentes en la historia de la Iglesia.

"Se necesita concreción", remarcó en su discurso.

"Ante el flagelo del abuso sexual perpetrado por los hombres de la Iglesia contra los menores, pensé en consultarme con ustedes, patriarcas, cardenales, arzobispos, obispos, superiores religiosos y responsables, para que juntos (...) podamos escuchar el grito de los pequeños que piden justicia", comenzó Francisco su discurso de apertura de la cumbre.

El pontífice indicó a los presentes que "sobre este encuentro pesa la responsabilidad pastoral y eclesial que nos obliga a discutir juntos, de manera sinodal, sincera y profunda sobre cómo enfrentar este mal que aflige a la Iglesia y la humanidad".

En la previa de la reunión, uno de los miembros del comité organizador de esta reunión, el arzobispo de Chicago (Estados Unidos), Blase J. Cupich, declaró que la reunión será "un momento crucial" y "un punto de inflexión" en la Iglesia para que tome conciencia de su responsabilidad.

Pero también agregó que no hay que "hinchar" las expectativas de lo que se conseguirá, porque no se va a acabar con los abusos en tres días, pero que "hay que centrarse en esta primera tarea".

Cupich afirmó que durante estos cuatro días se tiene que insistir en la "responsabilidad de los obispos" y en la "transparencia", y que al volver a casa todos los participantes se den cuenta de que están "ante una encrucijada" y que es necesario "rendir cuentas".

Por su parte, el también miembro del comité organizador y secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el maltés Charles Scicluna, subrayó la necesidad de que "se rompa con el código de silencio, con la complicidad y con la negación, porque la vedad es lo que realmente cuenta".

El moderador de la reunión, el exportavoz vaticano Padre Lombardi, también dio los números y el programa de esta inédita reunión, en la que participarán unas 190 personas, entre ellos 114 presidentes de Conferencias Episcopales de todo el mundo, 10 representantes de las congregaciones masculinas y 10 de las femeninas, los jefes de varios dicasterios (ministerios vaticanos) y expertos.

En representación de la iglesia chilena participará el secretario general de la Conferencia Episcopal, Fernando Ramos, quien manifestó a Cooperativa que "una de las dimensiones que tiene este problema tan grave es cómo podemos nosotros crecer en la prevención, no solamente saber dar respuesta cuando ocurra un hecho, sino también buscar todas aquellas medidas que prevengan que se vuelvan a producir este tipo de problemas y eso se da con la formación para ir creando ambientes de protección de los menores".

Monseñor Ramos añadió que "yo haría dos énfasis: primero, estamos en total sintonía con lo que la iglesia universal desde Roma quiere impulsar y desarrollar en Chile y en toda la iglesia, entonces, nuestro afán es estar en la más plena sintonía y hacer todos los esfuerzos para implementarlas; y la segunda idea es que yo vengo en representación de los obispos de Chile y esto tengo que hacérselo llegar a mis hermanos obispos".

La cumbre es precedida por una reunión del comité organizador con un grupo de una docena de víctimas, entre ellas el español Miguel Hurtado, quien denunció al monje de Montserrat Andreu Soler, así como el chileno Juan Carlos Cruz, entre otros. Cruz es el único chileno que participará de la reunión. 

En esta ocasión, Cruz dio una conferencia previa a esta reunión, donde confesó no tener expectativas tan altas de este encuentro y expresó que "tiene que haber una renovación completa de obispos (...) yo hablé del desastre que son los obispos chilenos".

También puedes leer: Juan Carlos Cruz se reunirá con organizadores de la cumbre sobre abusos

Detalles de la cumbre

La cumbre comenezó con unas breves palabras del papa y después intervendrán cada día los relatores -serán diez en total-, entre ellos tres mujeres, la periodista mexicana Valentina Alazraki, que hablará de la importancia de la comunicación; la monja nigeriana Veronica Openibo y la subsecretaria del dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, Linda Ghisoni.

Por la tarde, se formarán grupos de trabajo para analizar las experiencias de cada cultura, país o personales en casos de abusos a menores.

El primer día estará dedicado al tema de la responsabilidad de los obispos en casos de abusos; en el segundo se abordará la llamada "accountability", la rendición de cuentas por parte de cada uno de los miembros de la Iglesia, y la tercera jornada estará dedicada a la responsabilidad.

Como ya se había adelantado, de esta reunión no saldrá ningún documento, ya que lo que se pretende es una mayor conciencia del problema. Pero el comité organizador continuará el seguimiento del tema tras la celebración de la reunión.

El papa Francisco afirmó en Twitter que quiere que el encuentro sobre la protección de los menores en la Iglesia sea un "acto de fuerte responsabilidad pastoral ante un desafío urgente de nuestro tiempo".

Las palabras de conclusión de Francisco se escucharán durante la misa al final de la reunión que se celebrará en la Sala Regia del palacio apostólico.

Congregaciones católicas piden perdón y prometen mayor atención

Las congregaciones y órdenes católicas masculinas y femeninas emitieron este martes un comunicado conjunto en el que prometen "hacer todo lo posible para escuchar mejor a los supervivientes" e implementar las directivas que saldrán del encuentro sobre abusos que comenzará este jueves en el Vaticano.

A dos días del inicio de esta histórica reunión en la que participará la jerarquía eclesial y otros representantes de la Iglesia, las asociaciones que reagrupan a los Superioras y Superiores de todo el mundo (UISG y USG) reconocieron "humildemente que no siempre" han actuado correctamente en los casos de abusos.

En Chile, el presidente de la Conferencia de Superiores y Superioras Mayores de Congregaciones Religiosas en Chile (Conferre), Héctor Campos, adhirió a este "mea culpa".

"Los casos que nosotros conocemos, que se han dado a conocer en la prensa, lo reflejan. Nosotros sentimos vergüenza de que, una, no nos dimos cuenta, no supimos reaccionar a tiempo, no supimos escuchar mejor y sabemos que no son sólo sacerdotes seculares, sino que también son religiosos los que incurrieron en este daño a menores de edad".

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados