FNE detectó prácticas ilícitas en contratos de exclusividad entre colegios y proveedores de uniformes

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Una investigación de la Fiscalía Nacional Económica observó que estas "restringen la libre competencia y afectan a padres y apoderados".

Tras el estudio, los principales actores del mercado de confección y distribución pusieron fin a las cuestionadas cláusulas de exclusividad.

FNE detectó prácticas ilícitas en contratos de exclusividad entre colegios y proveedores de uniformes
 ATON (Referencial)

El estudio detectó convenios celebrados sin licitación e incluso la entrega de estímulos por parte de los proveedores.

Llévatelo:

Los principales actores del mercado de confección y distribución de uniformes escolares pusieron término a algunas cláusulas de sus contratos vinculadas con la exclusividad en la provisión de estas prendas para colegios del país, en respuesta de una investigación de la Fiscalía Nacional Económica.

La FNE estudió los convenios de 99 colegios particulares y particulares subvencionados a nivel nacional con tiendas comerciales para la confección, distribución y venta de uniformes, y concluyó que, pese a que "se detectaron pocos incumplimientos sobre la forma en que los colegios asignaban proveedores exclusivos, sí se observó una serie de prácticas que restringen la libre competencia y pueden afectar a padres y apoderados".

Tras conocer la noticia, el presidente de la Asociación Nacional de Centros de Padres y Apoderados (Anapaf), Ricardo Salinas, valoró que "desde el punto de vista de cualquier alivio presupuestario que ocurra naturalmente, es un beneficio para la familia".

"Afortunadamente en el mercado hay uniformes que nos pueden ofrecer la posibilidad de comprar en forma económica un uniforme escolar, y está dado justamente por la cantidad de oferentes que hay, por eso que es tan beneficioso que se termine con la exclusividad", subrayó.

Las principales prácticas ilícitas consistían en la entrega por parte de proveedores y grandes tiendas de retail de tarjetas de regalo y/o beneficios a los establecimientos educacionales, a cambio de que los productos sean presentados o publicitados por los colegios como "oficiales", "exclusivos" u otros términos semejantes; así como en celebrar contratos de "distribución exclusiva" sin licitación previa en que ganara la propuesta que ofreciera la mejor relación precio-calidad de los uniformes escolares.

Conadecus pide sanciones por entrega de regalos y estímulos

Según la FNE, al cierre de la investigación las empresas proveedoras dejaron sin efecto dichos contratos y aseguraron que dejarán de entregar tarjetas de regalos, beneficios u otro tipo de estímulos a cambio de que los colegios dirijan hacia ellos la demanda de los padres y apoderados.

Para Hernán Calderón, presidente de la Conadecus, "es inaceptable que las empresas estén dando incentivos a los colegios para que puedan vender uniformes. Me parece que esos incentivos deben ser castigados porque van contra la libre competencia y la libre elección que debe tener el apoderado".

En tanto, de los Colegios Particulares de Chile (Conacep), su presidente Hernán Herrera planteó que "podría más bien el colegio licitar a estos establecimientos (proveedores) la posibilidad de que los apoderados adscribiesen a ese establecimiento para efectos de que les salga más barato, que se licite de manera que un establecimiento o un par de ellos pudieran ganarse esta licitación sin perjuicio de que otros pudieran elaborarlo y ponerlo a la venta, no estamos diciendo que sea obligatorio".

Además, la FNE informó haber oficiado a la Superintendencia de Educación para solicitar que los colegios exhiban en un lugar visible a su comunidad los derechos referidos a uniformes escolares, publicados en la web de dicho organismo fiscalizador.

Superintendente: Incentivos están fuera de la normativa

En conversación con a El Diario de Cooperativa, el superintendente de Educación, Cristián O'Ryan, dijo que la elección del uniforme en cada institución educacional "tiene que ser algo consensuado con el centro de padres, los profesores y el centro de alumnos".

"Lo que dice la FNE es que no puede haber incentivos a los establecimientos educacionales (por parte de marcas) -como por ejemplo, las tarjetas de regalos o la entrega de material- para que poseyeran en las comunicaciones que se le enviaban a los apoderados que había un proveedor exclusivo o único. Eso está fuera de la normativa", explicó.

En esta línea, el superintendente descartó terminar con los uniformes escolares a nivel nacional, apelando a que su uso es acorde al reglamento establecido por cada institución -sea privada o pública- e incluso algunos optan por no uniformar a sus estudiantes.

"Hoy existe autonomía de los establecimientos de establecer sus propios programas y planes educativos. Mientras exista esa libertad de poder determinar si es que se va con uniformes y que esta elección sea consensuada con los profesores, los centros de padres y los estudiantes, somos más de la idea de que exista esa libertad", comentó O'Ryan.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados