Embargan bienes de la esposa de Fuente-Alba avaluados en 336 millones de pesos

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

La justicia embargó tres departamentos, tres bodegas y cuatro estacionamientos.

La medida se debe a que está casada bajo la figura de sociedad conyugal con el ex comandante en jefe del Ejército, acusado por malversación.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Embargan bienes de la esposa de Fuente-Alba avaluados en 336 millones de pesos
 Archivo

La medida fue dictada por la ministra en visita Romy Rutherford, quien procesó a Fuente-Alba.

Llévatelo:

La ministra en visita Romy Rutherford embargó bienes que estaban a nombre de Ana María Pinochet, esposa del ex comandante en jefe del Ejército Juan Miguel Fuente-Alba, quien está procesado por malversación de caudales públicos por un monto cercano a los 3.500 millones de pesos.

La propiedades, que fueron embargadas a fines de febrero, corresponden a dos departamentos ubicados en Cerro El Plomo y uno en Avenida Presidente Kennedy, en Las Condes, a los que se suman tres bodegas y cuatro estacionamientos.

Fuente-Alba permanece en prisión preventiva luego de ser detenido durante la investigación por el mal uso de los fondos reservados de la institución.

Al estar casada con el ex comandante en jefe del Ejército en una sociedad conyugal, sus pertenencias también son de Fuente-Alba, lo que explica el embargo que los inmuebles avaluados en más de 336 millones de pesos.

De hecho, la jueza Rutheford ya le embargó sus bienes al ex oficial cuando dictó su procesamiento.

Pinochet declaró por más de cinco horas ayer jueves ante la ministra Rutherford en el marco de la investigación por malversación de caudales públicos, diligencia que fue calidad de testigo ya que habría recibido parte de los dineros malversados.

Se le preguntó por los dineros de los montos malversados y por los viajes al extranjero que realizó con Fuente-Alba cuando él era comandante en jefe de la institución.

Como no es militar, no puede ser procesada en esta causa y se espera que la declaración continúe durante la jornada de este viernes.

El abogado de Fuente-Alba, Maximiliano Murath, aseguró que "la señora Anita no tiene ninguna responsabilidad penal en las causas que se investigan, de hecho en la causa que investiga la minitra (Rutherford) va de testigo, para dar cuenta y aclarar todas aquellas cuestiones que se han dicho y que no son ciertas".

"Ella no tenía capacidad de decisión, jamás manejó platas, jamás tuvo acceso a gastos reservadas y jamás tuvo conocimiento de que hubiera gastos reservados que se hayan gastado en una u otra cosa", complementó, afirmando que "no hay ni siquiera una posibilidad de probar que ella tenía conocimiento de alguna cuestión que pudiese ser ilícita".

Pinochet investigada en arista que lleva el Ministerio Público

En paralelo, Pinochet también es indagada en la arista que lleva adelante el Ministerio Público, encabezada por el fiscal Centro Norte, José Morales.

La exposa de Fuente-Alba declaró ante el persecutor en calidad de imputada por presunto lavado de activos en esta investigación, donde Fiscalía busca determinar si ella participó en un eventual encubrimiento del destino de los dineros del general (r).

Las sospechas se centran en la Fundación Señoras de Ejército, que Pinochet encabezó cuando Fuente-Alba era comandante en jefe de la institución, a través de la cual se habrían utilizado fondos provenientes de los gastos reservados para comprar lápices y regalos, los que fueron pagados por ella pese a no trabajar desde hace 40 años y no tiene ingresos.

El diputado socialista Leonardo Soto, que integra comisiones que han visto el tema del fraude en el Ejército, dijo que "esa es la declaración que resulta natural de conocer que ella manejaba la cuenta bipersonal con Juan Miguel Fuente-Alba, donde se depositaban los millonarios recursos que ahora sabemos que eran fondos públicos mal habidos por la vía de los gastos reservados y que ella cogastaba, cogestionaba o coadministraba al interior de su familia y de lo cual sacaba, sin duda, un provecho personal y para su marido".

"Los antecedentes indican que ella misma, con esos recursos, compraba obsequios de lujo como lapiceras, joyas, para a su vez regalárselas a señoras de generales o a personal en servicio activo. Esa actividad sólo puede ser entendida como una coparticipación en los delitos de lavado de activos o malversación de fondos públicos", agregó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter