Caso FACh: Ex compañeros en Iquique recuerdan a Héctor Castro y ruegan por un milagro

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El comandante de escuadrilla es uno de los 38 tripulante del avión siniestrado rumbo a la Antártica.

"Buen compañero" y "loco lindo" son algunas de las palabras que le dirigen quienes compartieron con él en los colegios Don Bosco y Academia Tarapacá.

Caso FACh: Ex compañeros en Iquique recuerdan a Héctor Castro y ruegan por un milagro

Esta tarde se realizará una misa en dependencias de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en calle Manuel Rodríguez 615.

Llévatelo:

El Centro de Ex Alumnos del Colegio Don Bosco de Iquique confirmó que el comandante de escuadrilla (A) Héctor Castro Concha, uno de los tripulantes del avión Hércules C-130 desaparecido la tarde del lunes, cuando se dirigía hacia una base aérea en la Antártica, perteneció al emblemático establecimiento educacional. 

El presidente de los ex alumnos, Aldo Contreras, contó que Castro se graduó con la generación 2000: "Como todo chico del Colegio Salesiano Don Bosco, era bueno, con alegría de vivir, bueno en el deporte, buen compañero"

Según Contreras, fue a través de un ex compañero de curso de Castro que se enteraron de la noticia. 

"(Supimos) por las redes de contacto que tenemos nosotros. Un compañero de curso de él se contactó con nosotros y comentó de la situación que estaba ocurriendo", explicó. 

El Centro de Ex Alumnos confirmó que a partir de las 19:30 horas de este martes se llevará a cabo -por el pronto hallazgo del avión Hércules C-130- una misa en dependencias de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en calle Manuel Rodríguez 615.

Imagen foto_00000016
El comandante de Escuadrilla (A) Héctor Castro Concha durante la época colegial. (Crédito: Centro de Ex Alumnos Padre Ruben Donoso de los Colegios Salesianos de Iquique)

Academia Tarapacá

La vida estudiantil de Castro no sólo transcurrió en el tradicional colegio de hombres de la ciudad. También perteneció al Colegio Academia Tarapacá de Iquique.

A pesar de reconocer que hace varios años no sabía de él, Carlos Rivadeneria recuerda que fue compañero de asiento del comandante cuando cursaban octavo básico en dicho establecimiento.

"Era un loco lindo, simpático, le gustaba mucho el mar... Creo que durante los últimos años se dedicó harto al surf, además de ser piloto. Cuando se sentaba conmigo lo pasábamos muy bien. Bueno para tirar la talla y para reírse", sostuvo Rivadeneira, quien expresó su sentir en redes sociales. 

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados