Aós viaja a Roma para discutir con el papa "el tema de los abusos y de las víctimas"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El administrador apostólico de la Arquidiócesis de Santiago estará 10 días en el Vaticano.

Adelantó lo que será su encuentro con el pontífice, y dijo que no le pedirá "expresamente" el Informe Scicluna.

Aós viaja a Roma para discutir con el papa
 ATON

Aós adelantó que no le pedirá "expresamente" al papa que le facilite el informe Scicluna.

Llévatelo:

Antes de partir rumbo a la Ciudad del Vaticano, el administrador apostólico de la Arquidiócesis de Santiago, Celestino Aós, adelantó este lunes parte de lo que será su reunión con el papa Francisco.

"Ahí espero conversar para conocer la situación de algunos sucesos particulares de Chile", sobre todo "del tema de los abusos, el tema de las víctimas", apuntó.

No obstante, aclaró que no le pedirá "expresamente" al pontífice que entregue el "informe Scicluna", que elaboró el obispo Charles Scicluna, secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y enviado papal para investigar los casos de abuso sexual en la Iglesia chilena.

"El papa recibió un informe donde hay una parte reservada y una parte entiendo que llegó a los señores fiscales que la habían solicitado", explicó Aós, agregando que en la reunión "la disposición de la Santa Sede será entregar la parte que es posible entregar porque hay víctimas, hay personas que declararon y que pidieron confidencialidad y eso no se puede violar".

Al respecto de ese mismo asunto, ayer domingo Aós se reunió el fiscal nacional, Jorge Abbott, y otros persecutores que indagan casos de abusos al interior de la Iglesia Católica chilena, a solicitud del propio administrador apostólico.

Consultado sobre la cita, destacó que fue "una reunión con los señores fiscales a los que no puedo sino agradecer su disponibilidad".

"Estamos en plena disposición de colaborar. Yo no conozco qué es lo que se respondió desde el Vaticano a los señores fiscales. Yo insistiré en la medida de lo posible, aquí, en Roma y donde haga falta, para que todos vayamos colaborando en la medida de nuestro servicio, para que se conozca la verdad, para que se pueda hacer justicia y para que desde la justicia, la misericordia y la verdad, vayamos avanzando y haciendo que las víctimas puedan superar su dolor que han vivido", subrayó Aós.

"Nos esforzaremos con los señores fiscales para trabajar que en el futuro en Chile, no se den vulneraciones a ningún ciudadano ni ciudadana", resaltó.

Abbott, en tanto, detalló que "le planteamos la necesidad de obtener una mayor cantidad de información que pueda estar en poder del Vaticano, que no se encuentre en Chile, que nos pueda ilustrar acerca de líneas de investigación de las que hoy día no tenemos antecedentes para poder desarrollar. Él manifestó una voluntad de plena colaboración de la iglesia y que iba a plantear este tema a la Santa Sede".

"Hay ciertos elementos que dentro de la legislación canónica están sujetas a ciertos grados de confidencialidad, algunos una confidencialidad extrema, pero hay otras que eventualmente podrían ser relatizadas con alguna decisión de la jerarquía de la Iglesia", agregó Abbott. 

Denunciante caso Maristas pide que avanzar en "hechos concretos"

Frente al viaje de Aós, Jaime Concha, denunciante del caso Maristas, planteó que "lo lógico es que la iglesia entregue la información. No hay que tenerle miedo a la colaboración con la justicia, y lo que importa es que se entregue información concreta y se avance en hechos concretos".

"Si no, se va a transformar solamente en una nueva puesta en escena, a las que estamos acostumbrados cada vez que se cambian autoridades, que hacen como que cambia todo, pero finalmente no cambia nada", fustigó.

En tanto, desde la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico, el vocero Helmut Kramer apuntó que Aós debe solicitar el informe Scicluna, que "sea liberado por el Vaticano" y entregado a la justicia chilena. 

Aós partió a eso del mediodía con rumbo a Roma, donde estará hasta el 12 de abril, tiempo en el que -según fuentes consultadas por Cooperativa- también discutirá con el papa la posibilidad de levantar secreto pontificio en la Arquidiócesis de Santiago, que puede revelar información nueva sobre casos de abusos y que no esté en conocimiento del Ministerio Público.

"El secreto pontificio está puesto al servicio de las víctimas, de las personas que quieren colaborar anónimamente con la Justicia, pero no es el sentido del secreto pontificio que se le brinde protección a quien ha cometido un delito", explicó el canonista y teólogo Alejandro Álvarez.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados