Denunciante de Óscar Muñoz: "Me decía que me quería, que era parte de nuestra relación"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Un acólito de 18 años relató ante la Justicia los detalles de los abusos que sufrió a manos del ex canciller del Arzobispado.

"Pensé que era una prueba para afianzar mi vocación sacerdotal", señaló.

Denunciante de Óscar Muñoz:
 ATON

Muñoz Toledo, un abusador sexual, estaba a cargo de recibir denuncias por abusos sexuales en la Iglesia.

Llévatelo:

El diario La Tercera publicó este sábado detalles de una querella que presentó ante el Juzgado de Garantía de Rancagua una de las víctimas del sacerdote Óscar Muñoz Toledo, ex canciller del Arzobispado de Santiago.

El escrito detalla las circunstancias de las que se aprovechó el cura para abusar de él -que hoy tiene 18 años- desde que era menor de edad, como uno de sus acólitos en la Parroquia Inmaculada Concepción de Maipú, y su caso es el que motivó que el pasado 14 de septiembre fuera reformalizado por el delito de violación, consigna el matutino.

El denunciante señala en el escrito que los abusos comenzaron en 2014, cuando él tenía 15 años: "Al principio nos dábamos la mano, luego abrazos largos, para entonces comenzar a saludarme de besos y correr la cara (...) para mí era como normal lo de los besos y abrazos largos, ya que esto también se lo hacía a los otros jóvenes a quienes guiaba", relata.

Un año más tarde, en 2015, "nos fuimos a un retiro en la casa ignaciana de Padre Hurtado (...) dijo que me acostara y me comenzó a dar besos en la boca, me preguntaba si yo estaba excitado, yo le decía que no".

Entonces Muñoz se levantó y le dijo: "Perdóname por lo que pasó, que no volvería a ocurrir, pero que era porque él me quería, que era parte de nuestra relación; pensé que era una prueba para afianzar mi vocación sacerdotal, como parte del discernimiento. Además, yo veía que hacía cosas parecidas con otros", detalla el denunciante.

"Yo sabía que tenía mucho poder en la Iglesia"

El joven señaló a la Justicia que nunca había tenido experiencias sexuales, pero en febrero de 2017 fue violado por primera vez por Muñoz, lo que se repitió "al menos una vez al mes durante 2017".

"Traté muchas veces de alejarme del padre, le decía que ya no quería que fuera mi guía espiritual, pero él me decía que nunca más me haría nada, pero a la vez siguiente que nos veíamos volvía a hacerme lo mismo", sostuvo.

El joven denunció que los abusos se repitieron hasta marzo de este año, un mes después de la primera visita de Charles Scicluna, el enviado especial de papa Francisco a Chile.

"Me decía que no sería nada sin su apoyo (...) Era canciller del Arzobispado de Santiago y, entre otras cosas, estaba a cargo de recibir denuncias por abusos sexuales. Yo sabía que el padre tenía mucho poder en la Iglesia", señaló el denunciante.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados