Tópicos: País | Judicial

Secta de Colliguay: Madre del lactante asesinado irá a la cárcel

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Natalia Guerra y Pablo Undurraga, mano derecha de "Antares de la luz", fueron sentenciados por el delito de parricidio calificado en grado consumado.

Los otros cinco imputados fueron condenados a tres años de presidio menor.

Secta de Colliguay: Madre del lactante asesinado irá a la cárcel
 ATON

Padres "no reúnen los requisitos para ser beneficiarios de una pena sustitutiva", indicó la jueza.

Llévatelo:

El Juzgado de Garantía de Quilpué entregó este lunes las sentencias para los siete imputados por el crimen de un lactante en el caso denominado "secta de Colliguay" que era liderada por Ramón Castillo, alias "Antares de la Luz", quien se suicidó en Perú.

Pablo Undurraga, la mano derecha del fallecido líder de la secta, y la madre del menor, Natalia Guerra, fueron condenados a cinco años de presidio menor en su grado máximo, como autores del delito de parricidio y homicido calificado en grado consumado, respectivamente, penas que deberán cumplirse en la cárcel.

"Estimándose que estos dos imputados no reúnen los requisitos para ser beneficiarios de una pena sustitutiva deberán cumplir de manera efectiva la pena privativa de libertad, considerándoseles el tiempo que permanecieron privados de libertad por esta causa", indicó la jueza Daisy Machuca.

Junto a ellos, David Pastén, Karla Franchy, María del Pilar Álvarez, Carolina Vargas y Josefina López fueron condenados como encubridores del hecho a tres años de presidio menor.

Durante la audiencia, la jueza detalló que los padres del lactante asesinado "estuvieron siempre con plena libertad de acción, mantenían comunicación con sus familias y con el mundo exterior, desarrollaban otras actividades, tuvieron la oportunidad de pedir ayuda".

Además precisó que "demostraron conductas en que claramente eran concientes del carácter del ilícito, como llorar, el taparse los oídos para no escuchar, evitar ver si el chuchillo tenía sangre, ocultar la ropa del recién nacido para que los demás no pasaran por lo mismo", detalló la jueza, afirmando que por esto, "no es posible acoger la tesis de la atenuante de imputabilidad disminuida".

Además declaró que "no deja de sobrecoger el hecho de que ese pequeño recién nacido, sano, sintió bienestar únicamente mientras estuvo en la clínica. Luego termina siendo desnudado, atado y asfixiado por su propia madre, puesto en una tabla para ser lanzando vivo al fuego ardiente".

"Todo esto resulta estremecedor. Sólo ponerse en el lugar de esa persona que nació para morir por las razones más inexplicables posibles. Un pequeño recién nacido, inocente y libre de todo pecado tuvo que experimentar en pocas horas de vida el miedo", afirmó. 

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados