"Chao bolsas plásticas": Desde hoy, ningún comercio en Chile puede entregarlas

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl / EFE

Este lunes entró en vigor la última fase de la normativa, que alcanza a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Nuestro país es el primero de América Latina en adoptar esta medida.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
 ATON (Archivo)

La autoridad cifró en 5.000 millones las bolsas plásticas que se han dejado de entregar desde que entró en vigencia esta ley.

Llévatelo:

A partir de hoy lunes ningún comercio en Chile podrá entregar bolsas plásticas a sus clientes, en virtud de la ley "Chao bolsas plásticas" aprobada hace dos años.

Durante esta jornada entra en vigor la última fase de la normativa, que alcanza a las micro, pequeñas y medianas empresas.

La normativa comenzó aplicarse de manera gradual el 3 de agosto de 2018 y convierte a Chile en el primer país de América Latina en eliminar las bolsas plásticas del comercio.

A partir de esa fecha se limitó la entregar de bolsas de plástico a un máximo de dos unidades por cada compra en todo tipo de comercio.

Seis meses después, las grandes empresas, entre las que se encuentran los supermercados y grandes superficies de retail, ya no pudieron entregar ningún tipo de bolsa plástica.

A los comercios minoristas se les dio un plazo de dos años desde la aprobación de la ley antes de la prohibición total, tiempo que culminó este lunes.

La ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, valoró la aplicación de la ley y dijo que si bien al principio generó complicaciones, las personas se fueron concienciando e incluso eligieron a esta normativa como la mejor política del año 2018.

La alta autoridad cifró en 5.000 millones las bolsas plásticas que se han dejado de entregar desde que entró en vigencia esta ley, "evitando que muchas de ellas terminen contaminando nuestros barrios, ríos o playas".

"Si pusiéramos la cantidad de bolsas que hemos evitado entregar, una al lado de la otra, sumaríamos 2,75 millones de kilómetros. Es decir, 7,1 veces la distancia que existe entre la Tierra y la Luna, (y) se podría dar vuelta a la Tierra 68 veces", dijo Schmidt, a la vez que afirmo éste fue solo el primer paso para un Chile sin plástico.

La normativa establece multas de hasta 250 mil pesos por cada bolsa plástica que un comercio entregue de manera indebida. Para la determinación de la sanción, se considerarán el número de bolsas plásticas entregadas, la conducta anterior del infractor y su capacidad económica.

La iniciativa regula la entrega indiscriminada y el uso desmedido de bolsas plásticas en el comercio, pero no prohíbe de su venta.

También quedan excluidos de la normativa los productos envasados de fábrica, las bolsas de plástico que se usan para contener alimentos primarios y aquellas que su uso sea necesario por razones higiénicas o para evitar el desperdicio de alimentos.

"AVANCE CONTRA LA PANDEMIA DEL PLASTICO"

La ONG ambientalista Greenpeace celebró "este primer avance contra la pandemia del plástico" y llamó a que no solo las empresas sino también la ciudadanía genere, compre, y almacene "elementos que reemplacen el plástico en su vida cotidiana".

La organización destacó que Chile es el primer país en eliminar las bolsas plásticas en Latinoamérica pero recordó que también es el que tiene una cifra récord: alcanza el primer lugar en la generación de basura plástica por habitante en el continente.

La ONG también alertó sobre el problema de la presencia de plásticos en los océanos, a donde llegan los residuos plásticos si no son correctamente gestionados o si directamente se abandonan.

En ese sentido, indicó que "el reciclaje es insuficiente" para lograr acabar con una crisis de la magnitud actual, ya que "menos del 12 por ciento del plástico se ha reciclado en Chile".

"Estamos lejísimos de una meta satisfactoria a la altura de la urgencia del desafío, sin contar las dificultades que tienen los Gobiernos locales para lograr aumentar el reciclaje. Por eso, si existen alternativas, la solución es eliminar y reducir su consumo. El mejor plástico es aquel que no se usa", enfatizaron desde la organización ambientalista.

FERIAS LIBRES APUNTAN A "CULTURA ECOLÓGICA"

En las ferias libres toman nota de la nueva obligación de la ley y apuestan a generar una cultura ecológica en el rubro, como planteó Froilán Flores, presidente de la Confederación Gremial.

"Creemos que el tema es integral, de cómo podemos hacer una cultura ecológica, y en eso estamos trabajando, para generar una cultura ecológica en nuestros colegas, cómo podemos administrar nuestros desechos, trabajar mejor con nuestro público e ir haciendo la conciencia y necesidad de tener un mundo mejor, más limpio y ordenado", comentó.

La fiscalizaciones del cumplimiento de no entregar bolsas plásticas en ningún comercio serán responsabilidad de los municipios, y las sanciones serán aplicadas por los juzgados de policía local, de acuerdo con la ley.

NUEVAS REGULACIONES

El Ministerio de Medio Ambiente comprometió que la ley que prohíbe las bolsas plásticas es el primer paso en el combate contra el uso indiscriminado por plásticos y que ahora se está implementando la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), que obligará a las empresas a hacerse cargo de los residuos, recolectándolos y reciclándolos.

También avanza en el Congreso el proyecto de ley que regula los productos de un solo uso que se entregan en los restaurantes, casinos, clubes sociales, cafeterías, salón de té, panaderías, bares y otros locales similares que comercialicen comida preparada. De esta manera, quedarían prohibidos cubiertos, bandejas, vasos o bombillas que sean de materiales desechables.

En el mismo sentido apunta Greenpeace, que expuso que el fin de las bolsas plásticas "es apenas el primer paso para la eliminación de los plásticos de un solo uso, que son igual o más peligrosos para la vida que incluso las bolsas plásticas".

Y aquello, sostuvo la vocera de la ONG ambientalistas en Chile, Soledad Acuña, "pasa por un tema de decisión no solo de las autoridades, sino de las empresas que tienen que empezar a escuchar a los mismos ciudadanos, y empezar a ofrecer productos de bajo impacto ambiental tanto de contenido como envoltorio".

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter