Empresas del cordón industrial de Quintero-Puchuncaví reducen operaciones

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

La Intendencia de Valparaíso anunció la medida tras un acuerdo con Codelco, ENAP Quintero, Oxiquím, GNL Quintero y AES Gener.

En tanto, el senador Guido Girardi planteó que la "única" solución a la situación en la zona es "erradicar" las industrias.

Empresas del cordón industrial de Quintero-Puchuncaví reducen operaciones
 UNO

La reducción de operaciones tiene como fin que no generen condiciones en la calidad del aire perjudiciales para la salud de las personas.

Llévatelo:

La Intendencia de Valparaíso anunció que las empresas del cordón industrial Quintero-Puchuncaví realizarán la reducción inmediata de sus operaciones ante las malas condiciones de ventilación registradas en la zona.

Esto luego de que "el Gobierno logró acordar con las empresas del cordón industrial la suspensión de faenas y la adopción de resguardos especiales para reducir sus actividades emisoras", informó la autoridad en un comunicado.

El objetivo es "asegurar que no se generen condiciones adversas para la salud de las personas en la calidad del aire, entre este domingo y la entrada en vigencia del decreto" enviado con urgencia a la Contraloría General de la República –a la espera de la toma de razón- y que faculta al Ministerio de Salud a reducir operaciones obligatoriamente.

"Tras intensas gestiones, y atendidas las malas condiciones del aire de los próximos días, el Ministerio de Medio Ambiente logró que a partir de la noche de (ayer) sábado Codelco, ENAP Quintero, Oxiquím, GNL Quintero y AES Gener asumieran el compromiso de adoptar medidas que están contempladas en el decreto supremo, aun cuando éste no esté tomado de razón ni publicado, para prevenir la emisión de elementos contaminantes en sus faenas", detalló la Intendencia.

Las medidas adoptadas incluyen la reducción del flujo de soplados, evitar simultaneidad de operaciones, la prohibición de realizar "venteos" de gases y paralizar manutenciones y lavado de estanques, entre otras acciones específicas de cada empresa.

Chahuán: Medida va "en la dirección correcta"

El senador por Valparaíso Francisco Chahuán (RN) valoró la medida, que "va en la dirección correcta", porque "estas empresas deben someterse a una reducción permanente de las emisiones".

En ese sentido, espera "que de acá en adelante, cuando las empresas contaminen, no sean los colegios los que tengan que cerrar (con la alerta amarilla), sino que las empresas dejen de funcionar".

Girardi pide "erradicar empresas contaminantes"

Por su parte, el senador Guido Girardi (PPD), presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Alta, consideró una "irresponsabilidad" el levantamiento de la alerta amarilla en la zona de Quintero-Puchuncaví, afectadas por episodios críticos de contaminación e intoxicaciones  de cientos de personas durante las últimas semanas.

A juicio del también médico de profesión, se debe "declarar que la zona Puchuncaví, Ventana y Quintero vive una catástrofe y una emergencia sanitaria", porque "la situación es gravísima y requiere que este gobierno -porque le tocó a este gobierno- tome decisiones que nunca se han tomado".

En un contexto actual donde "no hay ninguna posibilidad, ninguna, para que esa zona algún día esté libre de contaminación", plantea que "lo único que se puede, y se debe hacer, es erradicar de ahí las empresas contaminantes (...) o nunca se terminará el problema".

Girardi pidió declarar "zona de catástrofe" a Quintero y Puchuncaví. (Foto: ATON)

Sostiene, además, que "no es cierto que no existan los instrumentos legales para enfrentar el problema", porque, citando el artículo 36 del Código Sanitario y el DL 3557, "el Presidente de la República puede paralizar todas las industrias que están contaminando".

De esa manera, el Presidente Sebastián Piñera -emplaza Girardi- puede "defender la vida de las personas, más que defender, como se ha hecho hasta ahora, la salud del interés del bolsillo de las empresas".

Bioquímico: Paralizar faenas permitiría determinar empresa contaminante

En tanto, el bioquímico y docente de la Universidad San Sebastián Waldo Díaz apunta que "la medida de cierre (paralizar las industrias de la zona) sí va a permitir mitigar el foco agudo, que se disipen los casos agudos que se están teniendo y de esa manera, probablemente, van a poder delinear cuál es la empresa que está generando las emanaciones".

"Yo creo -expone- que ni siquiera tienen la claridad de cuáles son las empresa que están generando estas toxinas, porque inicialmente se le echó la culpa a ENAP, pero es muy complicado porque se habla de sustancias químicas que son hidrocarbonadas y algunas de ellas son solventes orgánicos, y ENAP no tiene mucho que ver ahí".

De cualquier modo, criticó que "el principal problema de las empresas es que no existe ningún mecanismo de control de las mismas, de las emanaciones (...) porque nuestras normas son muy permisivas".

También mostró su preocupación ante el hecho de que, tras el levantamiento de la alerta amarilla, los estudiantes de Quintero y Puchuncaví retornarán a clases este lunes, debido a que los niños son más propensos a sufrir síntomas de intoxicación.

El doctor en ingeniera ambiental y experto en calidad al aire de la Universidad de Santiago, Luis Díaz, dijo que "no es llegar y paralizar, tiene que haber una normativa siempre más estrictas, ojalá que el plan se apruebe lo antes posible, porque es una buena estrategia".

"El año 2009 nosotros hicimos un estudio en conjunto con la Universidad (Técnica Federico) Santa María para el dióxido de azufre y establecimos que los mayores impactos que tenía ese sector era producto de las emisiones fugitivas. Estas medidas particulares a cada empresa apuntan a controlar esas emisiones, ayudan a reducirlas, que no es fácil", precisó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados