Tópicos: País | Policial

Chile es el país con menor tasa de homicidios de América Latina

Publicado:
| Periodista Digital: EFE / Cooperativa.cl

Según informe de la ONU, nuestro país es el último de la región en la lista en cuanto al promedio de asesinatos por cada 100.000 habitantes.

El estudio además revela que Latinoamérica es la zona más peligrosa del planeta.

Chile es el país con menor tasa de homicidios de América Latina
 ATON

En el mundo, un total de 464.000 personas fueron víctimas de homicidios en 2017.

Llévatelo:

Chile es el país con la menor tasa de homicidios en América Latina, según un informe global publicado este lunes en Viena por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

El Estudio Mundial sobre el Homicidio de 2019, que está basado en las últimas cifras oficiales disponibles hasta 2017, además revela que Latinoamérica es la zona del planeta más peligrosa y con la desigualdad, el crimen organizado y el machismo entre las principales causas.

Aunque el continente americano sólo alberga el 13 por ciento de la población mundial, aquí se registran el 42 por ciento de todas las víctimas de homicidios, una situación que es especialmente grave en América Latina y en la que confluyen problemas de desigualdad, debilidad del sistema judicial y fortaleza del crimen organizado.

La tasa media de homicidios anual en el continente es de 17,2 por cada 100.000 habitantes, casi el triple que el promedio mundial y casi seis veces más que Europa.

En la parte baja de la tabla, pero aún por encima de la media mundial de 6,1 homicidios por cada 100.000 personas, están países como Argentina, Perú, Uruguay o Nicaragua.

Sólo Chile, con 3,1, está por debajo de ese promedio y es el último de la región en la lista.

Centroamérica, con 25,9; Sudamérica, con 24,2; y el Caribe, con 15,1, son las subregiones con las tasas más altas de homicidios del planeta.

De hecho, América es la única región en la que esa tasa ha crecido desde 1990.

Los únicos cuatro países del mundo con tasas de homicidio de más de 40 personas por cada 100.000 habitantes están en América Latina: El Salvador (62,1), Venezuela (57), Jamaica (57) y Honduras (41,7).

La ONUDD destaca especialmente el caso de Venezuela, donde se ha registrado "el más dramático incremento" de la tasa de homicidios, al pasar de 13 a 57 por 100.000 habitantes entre 2012 y 2017.

La tasa de África (13,0) también estuvo por encima del promedio mundial, mientras que las tasas en Asia, Europa y Oceanía estuvieron por debajo del promedio global (2,3, 3,0 y 2,8 respectivamente).

Subió el número de homicidios en el mundo

En el mundo, un total de 464.000 personas fueron víctimas de homicidios en 2017. La ONU compara la cifra de 2017 con la de 1992 y concluye que, aunque el número de fallecidos ha subido un 17 por ciento, se ha producido un descenso de la tasa de homicidios, es decir, del número de víctimas por cada 100.000 habitantes, debido al aumento de la población.

Así, de los 7,2 homicidios por cada 100.000 habitantes de 1992, se pasó en 2017 a 6,1, disminuyendo, en términos generales, el riesgo de morir por esa causa.

Sin embargo, dentro de esa tendencia general, desde 2015 se ha detectado una leve subida, por primera vez en décadas de bajada.

El informe estima que entre 2002 y 2017, el crimen organizado ha matado a un millón de personas, tantas como víctimas de guerras.

Los homicidios machistas, el principal peligro para las mujeres

El Estudio dedica un capítulo entero a los crímenes machistas y destaca que, aunque las mujeres suponen sólo el 20 por ciento de todas las víctimas de homicidios, son la inmensa mayoría en los crímenes de pareja.

Así, casi el 60 por ciento de las 87.000 mujeres que fueron asesinadas en 2017 en todo el mundo fueron víctimas de un crimen machista cometido por sus parejas, exparejas o familiares hombres, lo que hace que el hogar, insiste la ONU, sea "el lugar más peligroso" para ellas.

El reporte también apunta a la cada vez más evidente, pero aún poco estudiada, relación entre crisis climática, y problemas medioambientales en general, con el aumento de la violencia, especialmente por la falta de recursos, como agua o tierra cultivable.

La ONUDD se refiere a un informe de 2015 que apunta a que por cada grado centígrado que suba la temperatura, los conflictos interpersonales pueden subir un 2,4 por ciento, y los choques entre grupos más de un 11.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados