Matthei acusó "terrorismo" en Freirina

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

La ministra del Trabajo justificó en Cooperativa sus duras críticas al alcalde César Orellana.

"Que asuma su responsabilidad por toda la gente que va a quedar cesante", espetó.

Matthei acusó
 UPI
Llévatelo:

La ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, justificó este miércoles en Cooperativa las duras críticas que emitió en la pasada jornada contra el "alcalde socialista" de Freirina, César Orellana, a quien responsabilizó por la decisión de Agrosuper de cerrar su planta en dicha comuna de la Región de Atacama.

La secretaria de Estado fue clara en señalar que la empresa tuvo en Freirina un comportamiento "espantoso". Sin embargo, afirmó que es la violencia y la intransigencia expresada desde sectores de la comunidad, incluido el alcalde, la que hoy impide llegar a una solución y abre un escenario de "drama", por la cesantía que acarreará la decisión.

La mayor parte de los ciudadanos quiere "planta pero sin olores", una postura "de sentido común", que "es lo que también quiere el Gobierno, y por eso puso condiciones bastante estrictas para su funcionamiento, porque toda planta debe tener un respeto por el medioambiente y los habitantes, y no someterlos a olores nauseabundos, como efectivamente hubo".

"El drama es que hay aquí un grupo de gente que ya no cree en nada ni nadie, que está dispuesta a recurrir a la violencia e incluso al terrorismo -como ellos mismos lo han dicho- porque quieren que la planta se vaya sí o sí. Ahí no hay ningún diálogo posible", dijo Matthei de visita a los estudios de Cooperativa.

Orellana, quien acaba de llegar la alcaldía, "ha asumido el liderazgo de esta forma de hacer protestas violentas desde mayo o junio", acusó la ministra, que especuló con que si el edil se presentara hoy "no lo habrían elegido, porque la gente se está dando cuenta ahora de que va a caer (en el desempleo)".

"Una cadena de errores"

La ex senadora UDI también insistió en responsabilizar al Gobierno de Ricardo Lagos por el origen de este conflicto.

"Aquí todo, todo, todo se ha hecho mal, partiendo por permisos ambientales que se dieron de una forma que nunca se debieron haber dado. En los permisos del año 2005 no hay una mención –ni una- al tema de los olores, y hay que tener dos dedos de frente, 10 neuronas, para saber que si usted tiene 100 mil o 200 mil cerdos va a haber olores", alegó.

No sólo eso: "A los 25 días de la primera resolución ambiental hay una nueva, de la misma gente, disminuyendo las exigencias a la empresa, entonces, el tema parte oliendo a podrido", explicó.

Matthei reconoció que Agrosuper tuvo "problemas de operación gravísimos, espantosos, y no los reportó", pero además, cuando las autoridades sanitarias fueron luego a fiscalizar "se dijo que no había olores".

Todo esto "una cadena de errores", pero "mi preocupación es qué alternativa de trabajo tienen en Frerina muchas mujeres que son madres solteras, jefas de hogar".

Con violencia no hay solución posible

La ministra indicó que solucionar el problema de los olores, asumir -por parte de la empresa- las nuevas exigencias ambientales del Gobierno, requiere una inversión de 100 millones de dólares.

"Pero cuando la empresa ve que haga lo que haga, inviertan o no inviertan, disminuyan o no disminuyan los olores, hay un grupo de gente que lo único que quiere es que a planta se vaya, entonces, ¿cómo hace inversiones con esa tremenda incertidumbre? El propio alcalde dice: 'Que se vayan' (...) y aquí hay mil personas que quedan sin trabajo y no tienen alternativa", señaló.

"En un clima de violencia, donde dicen: 'Que se vaya sí o sí', no hay ninguna inversión que se pueda hacer, y yo digo que los que no están dispuestos a conversar asuman la responsabilidad de toda la gente que va a quedar cesante".

"Si el alcalde persiste en que no está dispuesto al diálogo –porque eso fue lo que le dijo al ministro Chadwick, que lo único que quiere es que la planta se vaya-, entonces, ¿de qué diálogo estamos hablando? Yo pido diálogo, creo que es la única forma razonable de resolver un problema que es terrible", pero "hay un alcalde que no está dispuesto", sentenció.

Matthei culminó su diálogo con Cooperativa subrayando que a ella "realmente" le "duele la situación de los trabajadores".

"A veces dicen: 'Pucha, la Evelyn que es dura...'; a mí, realmente, me tocan un trabajador y salto, y voy a saltar muy duro -como lo he hecho- y como lo voy a seguir haciendo. Que se acostumbren", concluyó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados