Familias mapuche acusan que Carabineros se saltó sus protocolos en desalojo de toma

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

El werken Juan Camargo aseguró que el personal policial quemó sus casas y pertenencias al expulsarlos del fundo La Fusta.

La sociedad propietaria del fundo descartó las acusaciones y denunció la tala de árboles en el terreno.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Familias mapuche acusan que Carabineros se saltó sus protocolos en desalojo de toma
 Comunidad mapuche Lonquimay
Llévatelo:

El werken Juan Camargo acusó que Carabineros no respetó sus propios protocolos en el desalojo de 150 familias mapuche-pehuenches de Lonquimay de la toma que mantenían en el fundo La Fusta hasta este jueves.

Los afectados denunciaron que el personal policial que llegó al terreno destruyó las rucas que tenían instaladas desde el año pasado.

"Nos quemaron las casas, prácticamente quemaron todas las cosas sin tener más allá de compasión con los niños o las personas de tercera edad que se encontraban por ahí", detalló Camargo.

El werken destacó que el desalojo haya ocurrido mientras "estamos todos preocupados con lo que está pasando por el tema del virus, que nos afecta no solamente como tema país, a nivel mundial".

"Fuerzas Especiales se saltó todos los protocolos, de hecho, estamos en cuarentena en Lonquimay y Fuerzas Especiales no respetó nada de nada", enfatizó.

Carabineros también desalojó a algunas familias que mantenían tomas en terrenos del sector de Pedro de Valdivia de Temuco en las últimas horas, aunque sin disturbios ni detenidos.

Médicos trabajan con sanadores indígenas

En paralelo, médicos del Hospital de Lonquimay se han coordinado con sanadores indígenas de la comuna para abordar los brotes de Covid-19, que se concentran en zonas con mayor presencia mapuche.

"El aumento de los casos fue dramático en nuestra comuna. Esto lo hemos asociado a dos comunidades que están bastante bien cercadas, que son Pedregoso y Quinquén, y tenemos unos casos satélite que están en relación con estos dos brotes", señaló el director del recinto, Miguel Herrera.

De acuerdo al doctor, "la idiosincrasia de la comunidad -el vivir en comunidad, los grupos cerrados y la cercanía de las viviendas- hizo que esta enfermedad se expandiera rápidamente y que llegáramos a tener en una semana 61 casos".

Sociedad niega que vivan familias en la toma

La Sociedad La Fusta Uno Spa negó que se haya quemado viviendas. A través de un comunicado, aseguraron que "el miércoles 27 de mayo un grupo de efectivos de Carabineros, cumpliendo una nueva orden dictada por los tribunales de justicia, se constituyó en el Santuario La Fusta, para proceder al desalojo de esta propiedad ocupada desde octubre del año pasado por personas absolutamente ajenas al sector".

"Los autores de esta ocupación violenta, argumentando una falsa reivindicación territorial, se han dedicado durante siete meses a la tala y sistemática destrucción de los bosques del Santuario La Fusta y a la extracción y venta de miles de metros rumas de leña de especies nativas para su almacenamiento y venta ilegal en Lonquimay", acusaron.

Asimismo sostuvieron que "es completamente falso que en el Santuario La Fusta vivan familias y las rucas que se hace mención son un par de estructuras precarias, construidas con materiales obtenidos en el mismo predio y que eran utilizadas de manera temporal por las cuadrillas de delincuentes dedicadas a la tala de bosques y extracción de leña".

Nota del editor: Originalmente, esta nota no incluyó la versión de la empresa propietaria del fundo en cuestión, la que se agregó posteriormente.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter