Talca: Fin de la Imprenta Gutenberg deja a 75 personas desempleadas

Publicado:
| Periodista Digital: Jaime Morales Amaya, Cooperativa

La empresa fue sometida a una liquidación forzosa y sus bienes rematados durante esta jornada.

Los trabajadores registran sueldos y cotizaciones impagas.

Talca: Fin de la Imprenta Gutenberg deja a 75 personas desempleadas
 Jaime Morales Amaya

El cierre de Gutenberg se suma al de Pastas Suazo de Curicó, Iansa de Linares y Las Cajoneras de Cauquenes.

Llévatelo:

Un total de 52 lotes fueron dispuestos para el remate de la Imprenta Gutenberg de Talca, que se acogió a liquidación forzosa debido a una deuda cercana a los 86 millones de pesos, según consta en el Tercer Juzgado de Letras de Talca.

El remate al mejor postor fue dirigido por el martillero público Jorge del Río, quien explicó el objetivo principal de la subasta, con la que Norambuena y Aldana Limitida busca pagar a sus acreedores.

"Primero están los trabajadores con sus liquidaciones e impuestos y los liquidadores prendarios, y si sobra plata a los 'valistas', que son los que no tienen garantías", dijo el martillero.

Trabajadores

Presentes en la subasta estuvieron los representantes de los trabajadores a los que se les adeudan hasta seis meses de sueldo, imposiciones y seguros de cesantía, lo que se suma a la pérdida laboral sin previo aviso.

"Esperamos que puedan reunirse los dineros para que se pague a los trabajadores que se les debe. Hay gente sin sueldo desde el año pasado y cotizaciones impagadas del 2017, además de estar con los brazos cruzados (sin trabajo)", dijo Inés Benavides, representante de trabajadores.

Sergio Valdés agregó que "ésta es una liquidación forzosa y un remate que realiza una empresa externa para poder recaudar fondos y que se paguen los sueldos y cotizaciones que se nos deben". 

El remate se realizó al mejor postor de 52 lotes de maquinaria con la que operaba la firma, como forma de poder dar solvencia a la deuda que mantiene con los trabajadores. Se logró reunir cerca de 48 millones de pesos en la subasta.

El martillero público, Jorge Del Río, explicó que a quienes se pagará en primer lugar es "a los trabajadores, las imposiciones, impuestos y los acreedores prendarios" y "después, los balistas, que se llama, que no tienen garantía. Si sobra plata de los primeros, se le paga a los balista".

El cierre de la Imprenta Gutenberg se suma a la de la Curtiembre de Talca, que cerrará sus puertas a fines de marzo, engrosando la lista de empresas quebradas en el Maule, que componen Pastas Suazo de Curicó, Iansa de Linares y Las Cajoneras de Cauquenes.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados