Colegio Médico llama a la cautela y pide "no innovar" en la fase del desconfinamiento

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

Izkia Siches afirmó que "hemos pedido que exista un plan claro para toda la ciudadanía. Montar efectivamente la estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento".

A su juicio, "tomar apuestas muy osadas puede terminar siendo un flaco favor".

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Colegio Médico llama a la cautela y pide
Llévatelo:

El Colegio Medico de Chile llamó este jueves a la cautela a la hora de poner en marcha el plan de desconfinamiento en el país, que comenzó el pasado martes con una apertura gradual en las regiones de Los Ríos y Aysén.

Así lo explicó la presidenta del Colegio Medico (Colmed), la doctora Izkia Siches, durante una videoconferencia con la prensa internacional en Chile en la que puntualizó que la vasta geografía chilena hace necesario un plan a nivel nacional con características concretas para cada área.

"Santiago no es Chile y cada medida y análisis debe tener pertinencia regional. Por la geografía de Chile hay lugares que pueden ir en salida y otros que claramente van desfasados en el desarrollo de la pandemia y están yendo en franca entrada al confinamiento y medidas más estrictas", afirmó Siches.

La representante del Colegio Médico indicó que es necesario claridad y transparencia en las cifras de cada zona del país y de los requisitos necesarios para avanzar hacia el desconfinamiento cuando corresponda.

Y apeló a la necesidad de cumplir los criterios globales estipulados como alcanzar una capacidad de trazabilidad mínima del 80 por ciento en los casos contagiados en las primeras 48 horas desde que se confirme el positivo en Covid-19, bajar la positividad en los test PCR por debajo del 10 por ciento, y una ocupación de camas hospitalarias inferior al 85 por ciento.

Actualmente, la positividad media en el país es del 18,6 por ciento, y solo en la región Metropolitana la ocupación de camas críticas es del 92 por ciento.

"Hemos pedido que exista un plan claro para toda la ciudadanía. Montar efectivamente la estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento, y a la par, tener los indicadores que van a dar las etapas de apertura", dijo la presidenta del Colmed.

TRANSPARENCIA EN LOS DATOS

Sin embargo, Siches, quien no niega que los registros de Chile comienzan a mejorar levemente, la llamada "leve mejoría" que enuncian desde hace días las autoridades sanitarias, advirtió de cierta opacidad del Gobierno cuando se solicitan los datos pormenorizados.

"Tenemos algunas brechas al transparentar estos indicadores", dijo Siches respecto a los estándares de cada región y los requisitos para encaminarse al desconfinamiento.

Siches confirmó que "hay una presión muy importante dentro del Gobierno para desconfinar lo más precoz posible" y advirtió que "tomar apuestas muy osadas puede terminar siendo un flaco favor".

Por ese motivo llamó al Gobierno a aprender de los errores y aciertos a nivel internacional, ya que Asia y Europa se encuentran inmersas en una desescalada de las restricciones, aunque comienzan a registrar pequeños rebrotes.

El Gobierno de Chile escogió al inicio de la pandemia una particular estrategia de cuarentena selectiva, a diferencia de la mayoría de los países que decretó confinamiento preventivo nacional, un sistema que ha llevado al país austral a ser el séptimo con más contagios del mundo, motivo por el que Siches pidió no improvisar en el desconfinamiento.

"Ojalá no nos ocurra y tampoco se intente innovar en nuevas estrategias que no han sido probadas o se experimenten en Chile, tal como se hizo en la primera fase", matizó.

Y advirtió que es probable que Chile, como está ocurriendo en el resto de países, tenga rebrotes cuando comience la apertura de las restricciones, y que lo importante es tener "una estructura bien montada" que pueda reaccionar a tiempo.

"De no ser así hemos llamado, también al Parlamento a hacerlo, a no permitirlo (el desconfinamiento), porque el impacto que ha tenido la pandemia a nivel económico y de salud y mental ha sido enorme, y retroceder a estar seis semanas nuevamente en confinamiento es un golpe muy duro para la ciudadanía", dijo Siches.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter