Estudio: 40% de chilenos en confinamiento presenta cuadros depresivos

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

Otro 66% de los encuestados por la Escuela de Psicología de la Universidad Mayor mostró síntomas de ansiedad en cuarentena.

El sondeo también alertó de un alza del consumo de fármacos y alcohol de un 11% y un 13%, respectivamente.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Estudio: 40% de chilenos en confinamiento presenta cuadros depresivos
 ATON (Referencial)

Especialistas también han observado un incremento del número de consultas por consumo excesivo de drogas y alcohol.

Llévatelo:

Al menos 40 por ciento de chilenos que cumplen con cuarentenas preventivas u obligatorias presenta cuadros depresivos, y otro 66 por ciento muestra síntomas de ansiedad, de acuerdo a un estudio de la Escuela de Psicología de la Universidad Mayor.

Asimismo, entre las 653 personas encuestadas a lo largo del país, 59 por ciento tiene problemas para dormir y un 48 por ciento declaró sufrir alteraciones del apetito.

Otro resultado preocupante para expertos en salud mental es un aumento del consumo de fármacos y alcohol, que de acuerdo al sondeo de la U. Mayor registraron alzas de 11 y 13 por ciento, respectivamente.

El director del Centro de Investigación y Asistencia a la Drogodependencia, Humberto Guajardo, reconoció que han observado "un incremento del número de consultas, fundamentalmente en lo que se refiere al consumo excesivo de alcohol. Hay muchas personas que sienten que se les ha desbordado durante este periodo", mientras que la segunda causal es por el uso de pastillas benzodiazepinas.

"El aumento de la cantidad de alcohol produce una relajación y una tranquilidad. El problema es que una vez que pasa el efecto, igual para los ansiolíticos, tiene un incremento de la ansiedad", advirtió el psiquiatra de la Usach.

Los especialistas también constatan que el aumento del consumo de drogas se relaciona con su fácil alcance, pues los narcotraficantes se han adaptado a la pandemia, usando el sistema de delivery para su reparto, disfrazándolas de bienes esenciales.

La sintomatología

En tanto, el también psiquiatra y académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Diego Portales, Mario Hitschfeld, admitió que muchas personas, sin haber sufrido crisis de angustia o de pánico antes, "con las condiciones actuales, sí se están viendo expuestas a mayor riesgo de tener ese tipo de conductas", pero siguen siendo la minoría.

"Hay que destacar que siguen estando en un estrato de riesgo inferior que aquellas personas que tienen antecedentes previos de haber sufrido cuadros emocionales o abuso de sustancias", remarcó.

De acuerdo al experto, "en los cuadros emocionales, suele combinarse sintomatología más propiamente biológica -es decir, alteraciones en el dormir y en el apetito-, y también hay síntomas de la esfera psicológica, que tiene que ver con el ánimo, los pensamientos culposos o negativos".

"Síndrome de la cabaña"

Por otro lado, también surge como un futuro desafío el enfrentar el llamado "síndrome de la cabaña", que habla de quienes preferirán mantenerse en casa cuando se levanten las cuarentenas, por temor al contagio, o bien, por no querer regresar a la rutina.

En algunos países de Europa que han iniciado el retorno a la normalidad, las personas "no sienten ganas de salir, no sienten ganas de volver al trabajo, no sienten ganas de reiniciar una normalidad de una manera pre-pandemia. Han entrado en una especie de enclaustramiento psicológico, donde no le ven sentido a retomar actividades que ahora no les parecen normales", según detalló el psicólogo y académico de la Universidad Central Pedro Salinas.

"Por ejemplo, trabajar 10 o 12 horas diarias en un contexto externo, comiendo en lugares que probablemente no complican la calidad de su alimentación, teniendo que viajar largas jornadas para poder acceder a su trabajo, y esas personas enfrentan la posibilidad de salir de la casa y retomar la normalidad con sintomatología ansiosa y depresiva", alertó.

Para el psicólogo Manuel Araya, de la plataforma Psyalive.com, "vivimos en una época de full conexión, tenemos celulares, computadores e inclusos otros dispositivos para comunicarnos. Esto nos obliga a estar conectados 24 horas, 7 días a la semana, sin posibilidad de dejar de lado alguno de estos para hacer labores del hogar".

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter