Tópicos: Economía | Divisas

Chile es el principal origen del envío de dinero en América Latina

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Con cerca de 1.500 millones de dólares remitidos principalmente por inmigrantes, nuestro país fue el mayor remesador en 2018.

La alta actividad de la industria contrasta con la poca regulación que existe, advierten expertos.

Chile es el principal origen del envío de dinero en América Latina
 Pixabay

Se estima que las remesas desde Chile crezcan hasta un 20 por ciento en 2019.

Llévatelo:

Con 1.500 millones de dólares totales durante 2018, Chile fue el mayor remesador de divisas hacia el exterior en Latinoamérica, seguido por Panamá, desde donde se registran cerca de 800 millones de dólares anuales.

Incluso se proyecta que, según estadísticas de Inter American Dialogue, el envío de dinero al exterior, principalmente por parte de inmigrantes hacia familiares en sus países de origen, crezca un 20 por ciento durante 2019 y llegue a 1.800 millones de dólares.

El resto de los países de la región son receptores netos de divisas, encabezados por México con casi 33.500 millones de dólares; no obstante, si se analizado en cuanto al tamaño de las economías, Haití es el primero en la lista, debido a que las remesas representan el 39 por ciento de su PIB, seguido por El Salvador y Honduras con cerca del 20 por ciento. Respecto a Venezuela no se manejan cifras oficiales.

Falta de regulación

Según datos del Banco Central chileno, en nuestro país operan 26 remesadoras, siendo los principales actores Western Union, MoneyGram, More Chile, Afex y Guiñazú, las cuales se estima, de acuerdo con cifras extraoficiales, que concentran el 80 por ciento del mercado.

"Mensualmente se realizan cerca de 600.000 transacciones por un promedio de 220 dólares. Por países, los colombianos son los que remesan más con 416 dólares al mes, seguidos por los brasileños con 317 y los bolivianos con 223. En cambio, los menores montos corresponden a los haitianos (109), dominicanos (151) y peruanos (175)", detalló el presidente de More Chile, Carlos Grossman.

A diferencia de otros mercados, donde existen regulaciones para la actividad de las empresas que intermedian el envío de dinero, como en Estados Unidos, donde debe contar con una licencia, en Chile hay falta de regulación y supervisión, lo que ha llevado a que incluso las propias firmas del sector evalúen generar instancias de autorregulación.

"Este escenario genera una serie de dificultades para los operadores. Muchos de ellos son filiales de empresas extranjeras, las que han adoptado y aplican los estándares de fiscalización y auditorías de sus casas matrices. Así como nuestra legislación respecto de la inmigración necesita adaptarse a las nuevas circunstancias, también es necesario actualizar nuestras políticas respecto de la industria de remesas", informó el economista Luis Escobar.

Chile acogió esta semana el Primer Encuentro Latinoamericano de Inmigración y Envíos de Dinero que reunió a empresas remesadoras, bancos, embajadas, organismos de Gobierno, auditoras, compañías de seguros, fondos de pensiones y organismos internacionales, entre otros.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados