Niño debió ser retirado de colegio tras sufrir bullying homofóbico durante meses

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El menor que cursaba sexto básico en la Escuela San Lázaro de La Salle fue perseguido y atacado por 20 compañeros.

La madre del menor acusó ante el Movilh que los hechos comenzaron en abril y el colegio nunca tomó medidas.

Niño debió ser retirado de colegio tras sufrir bullying homofóbico durante meses
 Comunicaciones Movilh

"Hagan algo, por favor", pidió el menor tras el episodio.

Llévatelo:

Un estudiante de sexto básico fue retirado de su colegio tras sufrir reiterados episodios de bullying homofóbico. 

El joven que pertenece a la Escuela San Lázaro de La Salle de la comuna de Santiago padeció diversos episodios de discriminación y abuso por su orientación sexual, lo que le provocó una profunda depresión. 

Según comunicó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), su madre realizó la denuncia debido a que desde su ingreso -en abril-, sus compañeros "no le permitían comer tranquilo en horario de almuerzo, le lanzaban comida a la cara, lo hostigaban al ir al baño, le quitaban la mochila, sus cuadernos y lo pateaban en el suelo".

Nunca recibió ayuda del colegio

La madre del niño pidió apoyo al colegio para frenar los atropellos pero -dice la denuncia- nunca recibió la ayuda necesaria por parte de la institución. 

Es así que el 1 de agosto, el menor sufrió otro episodio en que fue perseguido y atacado por sus otros 20 compañeros. 

Ese día, un profesor pidió al menor que cuidara la llave de la sala durante el horario de almuerzo a lo que sus compañeros le pidieron que abriera la puerta antes de tiempo. Tras negarse, "lo amenazaron y le dijeron insultos de carácter homofóbico, lo cual terminó en una persecución por el colegio de un grupo de 20 compañeros, quienes decían que 'había que pegarle al maricón'".

"Mi hijo terminó escondido en el laboratorio del colegio, llorando sin protección ni resguardo de ningún adulto del establecimiento", denunció la madre del menor.

Fue el propio menor quien relató lo ocurrido en una hoja de cuaderno en que escribió el nombre de cada uno de los compañeros que lo agredieron y los insultos que le propinaron. Entre ellos, "sirve pa' algo maricón" o "maricón culiao". 

"Por determinación de especialistas (siquiatras y sicólogos) y debido al riesgo de que las amenazas se concreten, debimos retirar a mi hijo del establecimiento con severos daños emocionales, miedo de volver al colegio, angustia, baja autoestima, pesadillas, entre otros problemas", acusó la madre del menor. 

"Él le entregó una carta a la profesora donde sindica a los agresores, pero el colegio nunca tomó conocimiento de la carta porque la profesora no la entregó", denunció la madre.

"Para pedirnos disculpas no se ha acercado ningún apoderado. Los padres y la institución son quienes tienen la culpa de haber sido negligentes y de haber maleducado en torno a un tema tan importante, que es la diversidad", agregó el padre de la víctima.

Menor cerrará el año con exámenes libres

El retiro se hizo el pasado 7 de agosto de manera presencial en una reunión de apoderados por lo que el menor tendrá que cerrar el año con exámenes libres

Desde el Movilh, el dirigente Rolando Jiménez aseguró que "lo vivido por el niño y su familia es sobrecogedor, brutal, inaceptable. El liceo no estuvo bajo ningún punto de vista a la altura de las circunstancias, además de ser un peligro para otros alumnos y alumnas LGBTI".

"Hemos enviado una carta de repudio al colegio, al tiempo que estamos asesorando a la familia para que este vil atropello, ya denunciado a la Superintendencia de Educación, no quede impune", explicó.

En tanto, el director del área de Derechos Humanos del Movilh, Ramón Gómez, comentó que "el colegio no tomó en consideración las advertencias de la madre, pese a que ella en ese momento ella estaba denunciando cosas como que le decían maricón, que iban al baño o cuando estaba almorzando le tiraban cosas".

"En algún momento esa situación se va suavizando, en otros no, hasta este día que, en definitiva es el más terrible, cuando entre 20 chicos lo persiguen por todo el establecimiento, lo golpean, lo patean y, en definitiva, es el dato final que la madre decide que esto ya no da para más", añadió.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados