Proponen actualizar libros escolares cada dos años para aminorar impacto económico en las familias

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El gasto puede superar los 160 mil pesos por hijo, lo que representa un enorme esfuerzo en marzo, "un mes difícil", dice el Gobierno.

La Consultora Ziemax señala que las publicaciones anuales responden, en parte significativa, al "mercado desregulado y las malas prácticas de algunas editoriales para incrementar ganancias".

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Proponen actualizar libros escolares cada dos años para aminorar impacto económico en las familias
 ATON
Llévatelo:

Marzo se acerca y, con ello, el inicio del año escolar y la compra de útiles y libros solicitados por los colegios; ítemes que suelen representar un alto gasto para las familias chilenas.

"La compra de los útiles puede llegar a superar los 160 mil pesos por hijo, lo que representa el mayor gasto (del meS) en las familias nacionales", comentó Marcelo Arriagada, jefe de la Consultora Ziemax, empresa que busca contribuir al desarrollo humano en Chile mediante la implementación de materiales y programas educativos.

Según Arriagada, la razón principal del porqué los libros escolares son caros es debido a "los grandes vicios del mercado desregulado, la alta carga impositiva y un margen altísimo de ganancias para las editoriales, que gozan de una tendencia monopólica".

Las ediciones anuales obedecen a la necesidad de actualizar los textos. Sin embargo, sostiene Arriagada, "son conocidas las malas prácticas de algunas editoriales que han generado un vicio sólo con el afán de incrementar sus ganancias".

En esa línea, sugirió que la actualización de las ediciones ocurra no año a año, sino que sea bienal: "Promovemos cambios de edición cada dos años que sean amigables con las familias y con el ambiente, asegurándonos que sea una ayuda también para que docentes de todo el país implementen adecuadamente el currículum escolar", dijo el ejecutivo.

No se pueden sancionar a los alumnos por falta de útiles

Las autoridades dieron a conocer que los colegios municipales y subvencionados no pueden exigirle a los padres y los alumnos a tener textos adicionales en las listas escolares, y que tampoco se le puede sancionar por este motivo.

Esto no solo abarca a los libros, sino que a todos los útiles escolares y uniforme que ocupe el estudiante.

"Los establecimientos solo pueden hacer recomendaciones de cierta marcas, pero no obligar a que se compren estas marcas particulares o que se compren en algún lugar específico. Para el caso de los uniformes, si el establecimiento decide establecer el uso obligatorio de este, los padres tiene el derecho que más se ajuste a su presupuesto familiar", señaló Cristián O'Ryan, superintendente de Educación.

"Es importante que los padres y apoderados sepan que no se puede excluir de las actividades educacionales a sus hijos si no cuentan con los textos, útiles o uniformes", puntualizó

El llamado de Hacienda ante un "mes complejo"

Se estima que, cada año, el gasto familiar aumenta hasta 30 por ciento en marzo debido a la ya aludida compra de útiles escolares, uniformes y matrículas, pero esto se suma al pago de patentes y de las vacaciones, entre otros factores.

"Sabemos que marzo es un mes complejo. Por eso que lo importante es llamar a la información, a la cotización y a la planificación", dijo el ministro subrogante de Hacienda, Francisco Moreno.

"Sabemos que hay muchas familias a las que, lamentablemente, les es muy difícil ahorrar y requieren tomar un crédito de consumo, por eso llamamos a informarse en el sitio oficial del Sernac", añadió Moreno en medio de una actividad de lanzamiento de una nueva versión del plan nacional "Billetera Responsable: Educación y Protección Financiera para todos".

 

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter