Carlos Peña: Mención de Piñera a la "industria" revela el inconsciente de la derecha

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El columnista afirmó que "es imposible eludir el significado de la confesión involuntaria" del Presidente respecto a su mirada educativa.

Dijo que su sector llama mérito a la herencia para legitimar "la distribución actual de riqueza o de ventajas como meritoria".

Carlos Peña: Mención de Piñera a la
 ATON

"Mirar el subsuelo que configura poco a poco las posiciones sociales es algo a lo que la derecha inevitablemente se resiste", dice Peña.

Llévatelo:

El rector Carlos Peña afirmó que la manera que tuvo el Presidente Sebastián Piñera de justificar su proyecto de Admisión Justa a los colegios -apelando a la "libertad de los que están en la industria de la educación"- muestra, "como en un retrato fidedigno, la verdad ideológica de la derecha; (...) que, sin embargo, ella se niega a defender de manera explícita".

En una columna de opinión publicada en El Mercurio, Peña hace presente que la idea que subyace al proyecto de ley indica que "para el sector que lo presenta, el mérito está dado por el resultado y no por el proceso".

"Si un niño -un niño de apenas 10 u 11 años- obtiene mejores notas que otro de su misma edad, entonces tiene mejor derecho que este a ser admitido en un liceo de excelencia, al margen de cuáles sean las circunstancias que han contribuido a ese resultado. En suma, la derecha llama mérito al resultado, con prescindencia de los factores que lo produjeron", ejemplifica.

"Legitimación del orden social"

Para el abogado, este "desplazamiento de significados (...) conduce a describir cualquier distribución actual de riqueza o de ventajas como meritoria".

Lea también Piñera: Admisión Justa da más libertad a que los que están en la industria de la educación

"Al cerrar los ojos frente al proceso social con el que se configuran las trayectorias que conducen a los resultados, cualquier éxito presente resulta entonces ser en un sentido lato meritorio, un resultado del esfuerzo biográfico, un razonable premio a la voluntad de logro"; es decir, tal discurso tiene "una función legitimadora de las posiciones sociales actuales e impide emitir juicios acerca de las causas estructurales que condujeron a ellas", advierte.

"La estructura social (se entendería, desde esa mirada), como una distribución de culpas y de premios", señala Peña, y agrega que "mirar el subsuelo que configura poco a poco las posiciones sociales es algo (...) a lo que la derecha, inevitablemente, se resiste", y lo hace "porque cree que es la posición actual, las posesiones alcanzadas, con prescindencia de la trayectoria y la suerte que a cada uno le tocó, lo que configura el mérito".

Según el columnista, "ésa es la verdad que la derecha se resiste a reconocer y por eso se esmera en torcer el significado de los conceptos hasta llamar mérito a lo que (...) es simplemente prerrogativa hereditaria o natural".

"Confesión involuntaria"

El rector de la Universidad Diego Portales cierra su extensa columna poniendo foco en la "verdadera confesión involuntaria" de Piñera, al justificar Admisión Justa diciendo que "confiere libertad y mayor agilidad a los actores de la industria de la educación".

"Es imposible eludir el significado de las palabras presidenciales sin faltar el respeto al Presidente diciendo que no sabe lo que dijo. Por supuesto lo sabe, aunque de manera inconsciente. Es su verdad oculta que cada cierto tiempo, cuando el entusiasmo debilita la censura, aflora. Concebir a la sociedad como un quehacer industrial, un campo de fuerzas donde se pone en juego la sagacidad de cada uno. Lacan definía al inconsciente como 'el discurso del otro', el discurso que proveía el lugar donde cada uno había sido socializado, el esquema simbólico que cada uno había recibido para mirar el mundo. El Presidente acaba de revelar el suyo", cierra.

Lea también Piñera: "Tal vez la palabra industria (de la educación) no fue la más apropiada"

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados