Varela volvió a excusarse por su chiste sobre los condones: "Fue una mala broma"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

"Lo público tiene códigos que no dan lugar a ninguna expresión que no se enmarque en la rigurosidad del contenido formal", reconoció el ministro de Educación.

Reflexionó, autocrítico, que "cuando uno ocupa una posición pública, lo que haga o deje de hacer, los logros o los errores, también repercuten en la vida de su familia".

Varela volvió a excusarse por su chiste sobre los condones:
Llévatelo:

"A veces las palabras sobran. Lo público tiene códigos que no dan lugar a ninguna expresión que no se enmarque en la rigurosidad del contenido formal. (...) Esta semana, éste ha sido un aprendizaje adquirido a un alto costo".

Así comienza una columna escrita por el ministro de Educación, Gerardo Varela, y publicada este domingo en El Mercurio, donde nuevamente ofrece excusas por su chiste sobre el uso abundante de condones por parte de sus hijos "campeones", que durante toda la semana lo hizo objeto de burlas y críticas, incluso desde su propio sector.

"Vengo del mundo del ejercicio profesional del Derecho. Es normal que luego de las audiencias en que los abogados enfrentan con pasión sus respectivas posiciones, terminen tomándose un café, compartiendo anécdotas. No ocurre lo mismo en la actividad pública. El ancho de banda no admite ningún error como el que cometí esta semana", reflexiona Varela.

"Imagino que nadie de buena fe pensará que el comentario sobre mis hijos era algo distinto que una broma. A esta altura una mala broma y un reconocido error", explicita, autocrítico, asegurando hacerse "responsable con la integridad que corresponde" de lo ocurrido.

"No quiero ser candidato a ningún cargo"

"Escribo estas líneas porque me doy cuenta de que me equivoqué y, en el mundo de la política, no es frecuente que un actor importante reconozca un error", dice luego, y afirma que no está manejando "ninguna agenda escondida" desde el Mineduc.

"Es evidente que no quiero ser candidato a ningún cargo, y cuando termine esta tarea volveré a ser lo que soy: un abogado que ama profundamente a su país y que cree firmemente en la sabiduría y sensatez de su gente", sostiene.

Hacia el final, el ministro insiste en que la suya fue "una frase desafortunada", que hace "reconocimiento del error", y propone "volver la mirada a lo esencial: mejorar la calidad de la educación de todos los chilenos".

Finalmente, a modo de reflexión íntima, cierra advirtiendo: "Cuando uno ocupa una posición pública, lo que haga o deje de hacer, los triunfos o derrotas, los logros o los errores, también repercuten en la vida de su familia. Y la ética enseña que cuando se tiene conciencia de un error, lo mejor es corregirlo lo más luego posible".

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados