Denunciante en caso Rimsky Rojas acusó a Ezzati de encubrimiento

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

"Nunca me he creído el cuento del suicidio", manifestó Marcelo Vargas.

Comentó que la PDI tenía antecedentes como que Ezzati sacó a Rojas del país ante las acusaciones.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Denunciante en caso Rimsky Rojas acusó a Ezzati de encubrimiento
 Agencia UNO

Ezzati era el director de la Congregación Salesiana al momento de los abusos.

Llévatelo:

Marcelo Vargas, el primer denunciante en el caso del sacerdote Rimsky Rojas, sostuvo que el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, estuvo al tanto de los hechos y encubrió los delitos del religioso.

Como publicó El Mostrador, Vargas decidió hablar nuevamente del caso tras las declaraciones del Juan Carlos Cruz en Tolerancia Cero, donde aseguró que Ezzati tiene "ropa tendida" en relación al caso y a los encubrimientos por parte de la Iglesia.

En 2014, tres años después de la muerte del sacerdote Rojas, Vargas presentó una denuncia contra Ezzati por encubrimiento, la que terminó en el sobreseimiento de los cargos.

"Nunca me he creído el cuento del suicidio de Rimsky Rojas. Al momento de su muerte la verdad es que la PDI ya manejaba antecedentes como que Ezzati lo trasladó y sacó fuera de Chile, nuevas denuncias ahora en Punta Arenas y la desaparición de Ricardo Harex -alumno del Liceo Salesiano San José de Punta Arenas-. En aquel tiempo (diciembre de 2010) también se supo que Ezzati sería investido Arzobispo de Santiago", relató Vargas.

Harex desapareció en octubre de 2001 en Punta Arenas, y en el marco de la investigación surgió el nombre de Rojas, quien habría ordenado a un hombre llamado Juan Esteban Cárdenas enterrar el cuerpo del adolescente tras chantajearlo.

Rol de Ezzati

El sacerdote de Valdivia Rimsky Rojas fue acusado de abusar sexualmente de tres menores en la década de los 80, mientras se desempeñaba como inspector general y profesor en el Instituto Salesiano.

La primera denuncia formal fue interpuesta por Vargas en octubre de 2010 en la Fiscalía de Valdivia, lo que derivó en el suicidio de Rojas el 2 de marzo de 2011 al interior de una pieza en la casa de reposo donde se encontraba.

"Ezzati era director de la congregación cuando se produjeron los abusos en Valdivia. Según una testigo, apoderada del colegio Salesiano de Valdivia, un grupo de apoderados cansados de los acosos a su hijos exigieron el traslado de Rojas de Valdivia, so pena de dar a conocer los hechos a los medios de comunicación", agregó.

Vargas recalcó que "cuenta la testigo entonces que habría viajado desde Santiago a Valdivia el mismo Ricardo Ezzati y que el lunes Rojas ya no estaba en el colegio".

"Resulta espeluznante que el criterio que rige la respuesta de los dirigentes eclesiásticos sea ocultar los hechos en nombre de la defensa de la imagen de la institución. Para los funcionarios de Dios la reputación prevalece sobre el crimen", manifestó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter