Parlamentarios manifestaron su preocupación por el "complejo clima" al interior de Contraloría

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Diputados oficialistas y de oposición llamaron a cuidar al organismo fiscalizador, a raíz de la deteriorada relación entre el contralor y la subcontralora.

"Es evidente que la Contraloría no está funcionando de manera normal", dijo el diputado PS Marcelo Díaz.

Parlamentarios manifestaron su preocupación por el
 ATON

Siguen los coletazos en Contraloría a causa de la disputa entre el contralor Jorge Bermúdez y la subcontralora Dorothy Pérez.

Llévatelo:

Parlamentarios oficialistas y de oposición manifestaron este domingo su preocupación por el "complejo clima" que existe al interior de la Contraloría General de la República a causa de la disputa entre el contralor Jorge Bermúdez y la subcontralora Dorothy Pérez.

Durante la pasada jornada, la institución fiscalizadora emitió un comunicado, a raíz de un reportaje de La Tercera titulado "Los 10 mandamientos para Dorothy", en el que se daba cuenta de las presuntas restricciones que estableció Bermúdez a Pérez tras la restitución de esta última luego de que la Corte Suprema declaró "ilegal" su despido.

En su declaración, la Contraloría aclaró las informaciones, sobre todo aquella que aseguraba la subcontralora no podía ofrecer entrevistas ni hablar con la prensa. "Tal como siempre ha sido la política comunicacional es el contralor general el interlocutor oficial con los medios de comunicación (...) En ese sentido, ni la subcontralora ni los contralores regionales han sido designados para mantener una relación institucional con la prensa, sino que esta se realiza únicamente a través del Departamento de Comunicaciones de la CGR", precisa.

Sin perjuicio de la aclaración, para el diputado PS Marcelo Díaz "es evidente que la Contraloría con este tipo de situaciones no está funcionando de manera normal, y eso merece preocupación de todos".

"Más allá de quién tiene la razón y quién no, está claro que el clima es extremadamente complejo a partir de la deteriorada relación entre el contralor y la subcontralora, pero lo que está claro es que es la confirmación definitiva de que las cosas dentro de la Contraloría están muy mal", complementó.

Por su parte, el senador PPD Felipe Harboe comentó que "evidentemente la situación es bien delicada", y dijo que espera que "se normalice" y "se puedan sacar con mayor rapidez las resoluciones que están pendientes y que están generando una ralentización de la inversión con fondos públicos".

"Por el bien de la Contraloría, ojalá que prontamente termine esta situación", agregó.

La diputada RN Paulina Núñez manifestó que "nos gustaría ver un trabajo mancomunado, coordinado, entre el contralor y la subcontralora, y no seguir conociendo de limitaciones de reglas o tips que tendría que cumplir la subcontralora para llevar adelante su trabajo".

"Espero que estas limitaciones estén, por último, dentro de lo normal, lo cotidiano, y haya quedado por escrito y no esté poniéndole más trabas a una funcionaria que necesitamos trabaje por el bien del control y la fiscalización de las demás instituciones", agregó.

"El llamado que le haría al contralor es que cuidemos el prestigio de la institución, más allá de las legítimas diferencias en criterios jurídicos que se puedan tener o en cómo enfrentamos la interpretación de una ley o de otra, cuidemos y no farandulicemos la Contraloría, que eso le hace mucho daño a nuestro país", instó el diputado UDI Jorge Alessandri.

Hirsch: Está dentro de sus atribuciones

Por su parte, el diputado humanista Tomás Hirsch, integrante de la Comisión de Constitución, apuntó que "el contralor es el encargado de fiscalizar, de controlar, de poner una mano mucho más firme respecto de situaciones irregulares, cohecho, corrupción, y el contralor es una persona a la que hay que respaldar y pedir que continúe".

En ese marco, asegura que "las medidas que él tome dentro de la Contraloría, entre otras, relacionadas con la subcontralora, son atribuciones que él tiene y me parece razonable que él busque en este momento que la situación al interior de la Contraloría esté medianamente controlada, organizada y le permita funcionar racionalmente".

Esta situación se da también luego de que el contralor Bermúdez reconociera, en entrevista con la revista Sábado, que piensa "todos los días en renunciar".

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados