Caso Sophie: Abuela materna de la niña testificó a favor del padre, imputado por parricidio

Publicado:
| Periodista Digital:Pablo Barría Lagos

La mujer negó haber observado golpes o lesiones previas a enero de 2018, cuando la pequeña de un año y 11 meses falleció en Puerto Montt.

Los funcionarios del Cesfam contradijeron esta versión y aseguraron que la menor llevaba al menos una hora muerta cuando los progenitores la llevaron al recinto.

Caso Sophie: Abuela materna de la niña testificó a favor del padre, imputado por parricidio
 Pablo Barría Lagos

La declaración de la suegra de Francisco Ríos se hizo a puertas cerradas por resguardo a su identidad.

Llévatelo:

Con la declaración de la abuela materna de Sophie continuó el juicio contra Francisco Ríos, padre de la niña muerta en enero de 2018 y que es el único acusado por ésta, en calidad de autor del delito de parricidio.

Esta declaración de la mujer -a quien no se puede identificar por su nombre por orden expresa del tribunal de salvaguardar su identidad y la de todos los parientes que testifiquen en el juicio- se hizo a puertas cerradas, sin acceso a público ni a la prensa.

Consultado por el contenido del testimonio en el estrado, el abogado Boris Hrzic, de la Defensoría Penal Pública, contó que la mujer señaló "que nunca habría recibido información de golpes previos o lesiones a la menor por parte de nuestro representado".

"Esto implica que toda esta tesis (de la parte acusadora) de que en varios días (Sophie) recibió lesiones constantes y reiteradas por parte del padre es equívoco y no se ha reflejado hasta el momento", añadió el jurista.

Otros testimonios

Tras la declaración de la mujer, compareció ante el tribunal el suboficial Aníbal Lincan, uno de los carabineros que estuvo presente en el procedimiento.

El funcionario relató que los ánimos ese 25 de enero en el consultorio de Alerce estaban calientes por parte de la gente, y por esa razón se llevaron a Ríos de manera rápida hasta el cuartel, para salvaguardar su integridad.

También prestaron declaración los funcionarios del Cesfam de Alerce: todos coincidieron en que la niña llegó muerta a la sala de Urgencias, con al menos una hora de fallecida y cianótica.

Pese a ello se le hizo reanimación cardiopulmonar, dado que así lo indica el protocolo. Relataron que había evidentes signos de hematomas y golpes en el cuerpo de Sophie.

  • Nota del editor: Debido a una confusión causada por la calendarización previamente anunciada para el juicio, la declaración a puertas cerradas y un malentendido en el diálogo de la prensa con el defensor penal público Boris Hrzic, Cooperativa Regiones informó originalmente que la persona que declaró este martes a favor del imputado Francisco Ríos fue su pareja -la madre de Sophie- y no la madre de ésta, la abuela materna, como sucedió en realidad.
  • A mayor abundamiento, el abogado Hrzic explicó con posterioridad, a fin de aclarar el malentendido -en el que también cayeron otros medios de comunicación- que en su declaración a puertas cerradas "la abuela materna de Sophie indicó, en términos generales, que nuestro representado, don Francisco, no habría torturado ni tratado mal ni pegado a la niña durante el tiempo en que estuvo con ella. La abuela materna tiene confianza con su hija y refiere que ella le hubiera señalado cualquier tipo de situación al respecto. Por lo tanto, desde nuestro punto de vista, (su versión) echa por tierra toda la tesis de la Fiscalía. La abuela señala que en los días en que (Sophie) estuvo al cuidado de don Francisco, jamás fue agredida, recibió golpes o le apagaron cigarros en su cuerpo".

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados