El veneno de escorpión es sólo un "tratamiento complementario" contra el cáncer

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Uno de los creadores del medicamento indicó que el Escozul tiene "efectos beneficiosos en algunos" tipos de carcinoma, pero que la ingesta de la toxina tiene que ir de la mano con los procedimientos de la medicina tradicional.

Llévatelo:

El doctor y catedrático la Universidad de Guantánamo José Ramón Rodríguez Alonso señaló que si bien se ha podido comprobar avances en la investigación sobre el uso del veneno de escorpión en pacientes con cáncer, este tipo tratamiento es un método que tiene que ir acompañado de los procedimientos estipulados en la medicina tradicional.

 

"Como tratamiento complementario que es la verdadera palabra que debemos usar para los pacientes con cáncer y otras enfermedades, podemos decirle que es una investigación que lleva muchos años, que la inició aquí en Cuba el ya fallecido profesor Misael Bordier y que bueno nosotros tuvimos la dicha y la suerte de compartir con él desde sus inicios esta investigación y trabajar (en ella)", dijo en contacto telefónico con Una Nueva Mañana.

 

Según indicó, el Escozul, es "un producto natural que tiene efectos beneficiosos en algunos tipos de cáncer. Esos efectos beneficiosos se pueden resumir en una mejoría de la calidad de vida del paciente, un aumento del tiempo de sobrevida en algunos casos y en algunos casos hemos visto una remisión importante de la actividad tumoral".

 

Sin embargo, aclaró que eso "no quiere decir que sea una cura única y definitiva como algunos han tratado de decir, como se ha planteado por algunos medios, que muchas veces ha sobrevalorado realmente los efectos que tiene este producto natural".

 

"Lo cierto es que sí, hay mejorías en algunos tipos de cáncer muy específicos donde el uso de los venenos de escorpiones, en este caso estamos hablando del Rhopaluris junceus. Los mejores resultados que nosotros hemos visto en nuestra experiencia son en algunos tipos de cáncer de próstata, de colon, en el tubo digestivo y el cáncer de pulmón exceptuando el tumor de células pequeñas", dijo.

 

En tanto, en otros tipos de tumores, sólo "mejora el estado inmunológico y hace que el paciente enfrente de mejor manera a la enfermedad", pero no se ataca directamente al mal.

 

Rodríguez dijo que hasta el minuto no se ha podido demostrar de manera científica que esta toxina destruya las células tumorales, y que por lo mismo es un tratamiento complementario.

 

"Los mejores resultados nosotros los hemos visto en los pacientes que combinan adecuadamente ambas terapias, o sea que llevan su tratamiento al oncólogo pero que a la vez utilizan las terapias naturales dentro de las cuales una es el uso de los venenos de alacranes (escorpión), o sea no es la única, hay otras terapias que complementan ese tratamiento", recalcó.

 

Por tratarse de un método en fase experimental y una toxina que enfrenta "una producción limitada", el acceso a esta medicina natural es previo envío de los datos clínicos del paciente.

 

Especialistas cubanos del laboratorio Labiofam y los investigadores a cargo del trabajo analizan los datos clínicos y sólo después de ello el interesado es notificado si cumple o no con el protocolo del estudio.

 

En caso de que la respuesta sea positiva, el interesado o un cercano deberá viajar a la isla, donde se le hará entrega de pequeños frascos sellados que contienen la toxina, los que posteriormente deben diluirse siguiendo expresas instrucciones.

 

Los pacientes deberán seguir en contacto con Cuba por medio del envío periódico de la evolución de la persona tratada. (Cooperativa.cl)

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados