Berlín promete mano dura contra las fiestas ilegales en la pandemia

Publicado:
| Periodista Digital: EFE

"Las reglas deben respetarse y quien no lo haga deberá asumir las consecuencias", advirtieron las autoridades regionales de la capital alemana y ciudad-estado.

Estos irresponsables eventos vienen registrándose semana a semana y contravienen las medidas de distanciamiento frente a la pandemia.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Berlín promete mano dura contra las fiestas ilegales en la pandemia
 EFE (Archivo) / Referencial
Llévatelo:

Las autoridades regionales de la capital alemana y ciudad-estado de Berlín anunciaron hoy mano dura contra las fiestas ilegales que vienen registrándose semana a semana y que contravienen las medidas de distanciamiento frente a la pandemia.

"Las reglas deben respetarse y quien no lo haga deberá asumir las consecuencias", advirtió el responsable de Interior del gobierno regional berlinés, Andreas Geisel, en declaraciones a la radio pública Rbb.

Quienes incurren en estas actitudes son mayoritariamente "hombres jóvenes, movidos por la testosterona, que creen que las reglas no están hechas para ellos", prosiguió Geisel, quien alertó del creciente clima de incivismo y agresividad contra la policía.

Berlín se encuentra en plena reactivación de la vida pública y económica, pero siguen cerrados los clubes nocturnos y discotecas. Desde hace semanas vienen reproduciéndose las fiestas ilegales en algunos barrios, como los multiétnicos de Kreuzberg y Neukölln.

De los picnics más o menos masivos se ha pasado a concentraciones de miles de personas. Se da el caso de que algunos de los puntos de encuentro están justamente en Neukölln, donde la semana pasada se registró un brote de coronavirus que obligó a poner en cuarentena a varios bloques de viviendas, lo que afectó a unos 370 hogares.

Las declaraciones del responsable de Interior berlinés siguen a la situación creada en otros puntos del país, como Stuttgart, donde el pasado sábado se registraron violentos disturbios, con 19 agentes heridos, tras un control policial relacionado con tráfico de drogas en una gran fiesta ilegal.

El gobierno de la canciller Angela Merkel condenó lo ocurrido en esa ciudad del sur de Alemania y alertó contra la creciente hostilidad observada en algunos sectores contra la Policía.

El cuerpo policial "merece todo nuestro respeto", en un momento en que la sociedad vive "momentos muy complejos" por las restricciones derivadas de la pandemia y en los que a las fuerzas de seguridad les ha correspondido "asumir funciones desacostumbradas", advirtió el ministro federal de Interior, Horst Seehofer.

En los disturbios de Stuttgart se registraron más de veinte detenidos, la mitad de los cuales extranjeros de diversas nacionalidades. Por el momento se ha descartado móviles políticos en los disturbios y se considera que en parte los violentos actuaron impulsados por el "odio ciego a la autoridad", según Seehofer.

Stuttgard, capital del "Land" de Baden-Württemberg, donde gobierna una coalición liderada por los Verdes, había sido escenario en las semanas pasadas de manifestaciones multitudinarias, todas ellas pacíficas, contra las medidas impuestas contra el coronavirus.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter