Bono de 350 mil y préstamo blando: El apoyo económico del Gobierno a taxistas y transportistas escolares

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Hacienda selló un acuerdo con diferentes gremios para entregar ayudas a un "sector vital de nuestra economía", dijo el ministro Ignacio Briones.

Las medidas incluyen a taxis básicos, colectivos, transporte escolar y transporte público urbano y rural de regiones.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Bono de 350 mil y préstamo blando: El apoyo económico del Gobierno a taxistas y transportistas escolares
Llévatelo:

El Gobierno firmó este viernes el protocolo de acuerdo logrado hace unos días con los distintos gremios del transporte remunerado de pasajeros, en el que compromete ayudas económicas debido a la afectación que ha sufrido el sector a consecuencia de la pandemia.

Las medidas, que serán enviadas en un proyecto al Congreso, consisten en un bono por única vez de 350.000 pesos y un préstamo de emergencia exclusivo de 320.500 pesos, que se podrá solicitar por hasta tres veces.

Entre quienes podrán acceder a los eventuales aportes están los taxis básicos, los taxis colectivos, el transporte escolar y el transporte público urbano y rural de regiones, agrupados en la Conttramen, la Conatacoch y la Confenatach, que negociaron el acuerdo con el Ejecutivo.

"El Estado está haciendo un esfuerzo en ayudar directamente a un sector vital de nuestra economía y que hoy sufre los embates de la pandemia, que son los transportistas de nuestro país", comentó el ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

"Con estas medidas -subrayó-, queremos que los transportistas del país, que día a día movilizan a los chilenos y chilenas en todos los rincones del territorio nacional, puedan afrontar la caída de sus ingresos".

Hasta ahora el Ministerio de Transportes había permitido la ampliación de los servicios que pueden realizar los vehículos usados como furgones escolares que no se están utilizando, ya que las clases presenciales de la educación básica, prebásica y media se encuentran suspendidas por la crisis sanitaria del coronavirus, pudiendo ayudar el traslado de cajas de alimentos y de insumos médicos, así como en el traslado de pacientes a residencias sanitarias, entre otras tareas. 

BONO ÚNICO, PERO SUJETO A RETENCIÓN POR PENSIÓN DE ALIMENTOS 

El primer instrumento es un bono de 350.000 pesos, que se pagará por una única vez y que podrá solicitarse por un período de 60 días a contar del día en que la ley esté vigente: el aporte será compatible con todos los demás beneficios estatales que se han aprobado durante el estado de catástrofe por la pandemia.

Esta ayuda no estará afecta a impuestos y no podrá ser objeto de retenciones administrativas y tampoco será embargable; no obstante, podrá ser retenido por deudas de pensiones alimenticias decretadas por el correspondiente Juzgado de Familia, tal como ocurre con el retiro de fondos previsionales y los apoyos para la clase media.

En el caso de este bono, la Tesorería General de la República, una vez notificada de la resolución judicial de retención o embargo, estará facultada para retener hasta un 50 por ciento.

PRÉSTAMO BLANDO POR TRES MESES Y CON UN AÑO DE GRACIA

Por otra parte, está el préstamo, que será "blando" y tendrá un año de gracia para su devolución -al igual que el Préstamo Estatal Solidario para la clase media-, y también será compatible con otras ayudas que han sido aprobados y entregadas durante la crisis sanitaria.

Se trata de una especie de crédito financiado por el fisco, por un monto de 320.500 pesos, que se podrá solicitar mensualmente, por cada persona natural que sea beneficiaria, hasta en tres oportunidades: se podrá acceder a las primeras dos cuotas desde el 1 de septiembre al 31 de diciembre de 2020, o tan pronto la ley respectiva esté vigente; la tercera cuota, en tanto, podrá pedirse desde marzo 2021.

El préstamo sólo se reajustará por el Índice de Precios al Consumidor, por lo que tendrá una tasa de interés real de 0, destaca el Gobierno, y tendrá un año de gracia: la primera cuota de devolución será en septiembre de 2021; y el monto deberá restituirse en cuotas mensuales de igual valor, en UF, mediante una cuponera que podrá ser electrónica y bajo un convenio de pago con la Tesorería.

Al igual que el bono, no estará afecto a impuestos, no podrá ser objeto de retenciones administrativas ni será embargable, salvo en el caso de retenciones por deudas de pensiones alimenticias decretadas por el correspondiente Juzgado de Familia.

Las negociaciones con los mencionados gremios fueron lideradas por el ministro Briones, el subsecretario de Hacienda, Francisco Moreno, y las titulares de Transporte, Gloria Hutt, y de Desarrollo Social, Karla Rubilar.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter