Briones defendió la Ley de Protección al Empleo y pide no centrarse en casos específicos

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Pese a que él mismo criticó a Cencosud, dijo que no hay "evidencia de que otros hayan hecho un reparto de utilidades muy por sobre el mínimo legal".

Llamó, de todos modos, "a la responsabilidad individual, porque (hasta) en una situación normal es imposible regularlo todo", y se requiere que los agentes cuiden su conducta.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Briones defendió la Ley de Protección al Empleo y pide no centrarse en casos específicos
 ATON (Referencial)

"La torta se está achicando fuertemente, y cuando eso ocurre, los pedazos aritméticamente no pueden ser los de un año normal", planteó.

Llévatelo:

El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, llamó a enfocarse en el fondo de la Ley de Protección al Empleo, en lugar del caso de Cencosud en que no fue utilizada para su fin, que ya fue condenado por él, por su par del Trabajo y por el propio Presidente Sebastián Piñera.

"Respecto a las grandes empresas, salvo este caso no tenemos evidencia de que haya otros que hayan hecho un reparto de utilidades muy por sobre el mínimo legal, y el otro día en la Comisión Mixta dimos cuenta de esta situación", afirmó en El Diario de Cooperativa.

El encargado de la billetera fiscal incluso planteó que "más del 95 por ciento de las empresas acogidas a este mecanismo de suspensión del empleo son empresas que tienen menos de 10 empleados".

"Es tan fácil quedarse pegado en el caso específico para apuntar con el dedo, y las responsabilidades y juzgar intenciones, y perder de vista que acá todos aprobamos un gran proyecto que hoy día está permitiendo salvar empleos", remarcó.

Considerando las críticas más bien transversales que siguieron a la promulgación de esta iniciativa, Briones señaló que "cuando uno revisa la historia de la ley, no va a encontrar indicaciones que hayan alertado o hayan tratado de corregir anticipadamente un problema como el que observamos a posteriori".

Por otro lado, el ministro reconoció que en medio de "una situación excepcional" como es la pandemia del Covid-19, se "hace mucho más difícil cualquier fiscalización que en tiempos normales" a las empresas que se acogen a la nueva ley.

"No me estoy sacando el pillo, lo digo con mucho convencimiento: el llamado es a a la responsabilidad individual, porque (hasta) en una situación normal es imposible regularlo todo, requiere que los agentes nos autoregulemos nuestra conducta", puntualizó.

"No podemos gastar todos los cartuchos en dos o tres meses"

Ante un eventual veto al Ingreso Familiar de Emergencia luego de que el Senado los despachara sin las indicaciones del Gobierno en relación a los montos, Briones reiteró que no pueden modificar el presupuesto asignado, como ha exigido la oposición.

"Uno puede pretender que esta crisis se acaba en tres meses, pero me parece que ese es un escenario voluntarista. Es importante que entendamos que hay que dejar recursos para seguir atendiendo necesidades sociales en lo que sigue. No podemos gastar todos los cartuchos, todas las municiones apostando a los próximos dos o tres meses", estimó.

Como los efectos económicos de la pandemia se pronostican por un tiempo indefinido, adelantó que "si hoy día estamos con un Ingreso Familiar de Emergencia, mañana probablemente vamos a tener que empujar y subsidiar los empleos".

En ese escenario, el Estado deberá efectuar "otro tipo de transferencias complementarias que van a ser necesarias, porque van a haber muchas familias, muchos trabajadores y emprendedores muy golpeados".

Para el ministro, al hablar de distribución de recursos fiscales "uno tiene que mirar los distintos elementos que componen este sistema: las municipalidades son uno; el Ingreso Familiar de Emergencia es otro; la Protección al Empleo es otro; el proyecto de honorarios con boleta que empezamos a discutir es otro; el Fogape para las pequeñas y medianas empresas es otro, entonces son piezas de un todo que tienen que armonizarse, y que comparten una misma restricción presupuestaria".

"Invito a que tengamos una reflexión en esos términos, más que cada uno mire solo su parcela y exija que tenga presupuestos como si estuviéramos en un año normal, en circunstancias en que evidentemente no lo estamos. La torta se está achicando fuertemente, y cuando eso ocurre, los pedazos aritméticamente no pueden ser los de un año normal", concluyó.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter