Medicamentos de marca son hasta 2.000 por ciento más caros que los genéricos

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Así lo afirmó el Sernac al publicar este martes un listado comparativo de precios.

Por un producto de marca "podemos adquirir hasta 21 cajas del mismo producto" genérico, dijo Juan Antonio Peribonio.

Llévatelo:

Diferencias de hasta 2.000 por ciento detectó el Servicio Nacional del Consumidor al comparar los precios entre determinados medicamentos de marca y sus similares bioequivalentes, vale decir, aquéllos productos genéricos de los que se ha comprobado científicamente por el Instituto de Salud Pública (ISP) que tienen la misma acción y efectividad terapéutica que el fármaco original.

El estudio se efectuó a contar del 23 de mayo en una muestra de locales de las tres principales cadenas de farmacias -Cruz Verde, Salcobrand y Ahumada- constatándose que si bien al día de hoy día existen 70 medicamentos bioequivalentes, estas firmas comercializan sólo un 23 por ciento de este tipo de productos, encontrándose sólo siete con presencia en las tres cadenas.

La mayor diferencia entre los medicamentos de referencia respecto a sus bioequivalentes (2.037 por ciento) se alcanzó en el producto Zotran, un tranquilizante del Laboratorio Pharmacia que tiene un precio de 11.540 pesos en el mercado para su caja de 30 comprimidos, mientras que su bioequivalente Alprazolam, de laboratorio Bagó, tiene un  precio de 540 pesos.

"Con la venta del producto de marca versus el producto bioequivalente podemos adquirir hasta 21 cajas del mismo producto, con una diferencia de más de 2.000 por ciento", destacó el director del Sernac, Juan Antonio Peribonio.

"Esta es la verdadera dimensión e importancia que tiene para los consumidores (la bioequivalencia): por el precio de un producto de marca podemos comprar hasta 21 productos bioequivalentes", agregó Peribonio, que indicó que en términos generales los genéricos de bioequivalencia garantizada son 50 por ciento más baratos que sus similares de marca.

 

Imagen
Peribonio llamó a las farmacias a poner los genéricos a disposición de los pacientes para así "recuperar su confianza". (Foto: UPI)

Contra los malos incentivos

El director del Sernac llamó, en este sentido, "a la industria a que ponga a disposición de los consumidores estos remedios, porque esto alivia a la familia chilena y especialmente a los sectores más vulnerables, a los enfermos crónicos y a los adultos mayores".

"Las farmacias tienen este gran desafío, que es recuperar la confianza de los consumidores y, desde luego, cumplir la normativa que las regula", agregó Peribonio, que dio a conocer el estudio en una conferencia de prensa en la que también estuvo presente el ministro de Salud, Jaime Mañalich, que puso acento en los incentivos perversos que tienen las farmacias para no vender los genéricos.

"Hay que decirlo con entera claridad: el margen que obtienen las farmacias al lograr que la persona no compre el medicamento bioequivalente, sino que compre un medicamento de marca -que, como ha dicho el señor Peribonio, puede llegar a ser 2.000 por ciento más caro- es muy grande", dijo Mañalich.

"Es por eso que se produce un incentivo hacia no disponer de estos medicamentos bioequivalentes y hacia continuar vendiendo estos medicamentos más onerosos", expresó el titular del Minsal.

Nuevas recetas incluirán genéricos

Consultada por Cooperativa sobre este tema, la directora del Instituto de Salud Pública, María Teresa Valenzuela, destacó la tramitación, en estos momentos en el Congreso, de un proyecto de ley que va a obligar que las futuras recetas médicas incluyan al producto genérico bioequivalente, en beneficio directo de los pacientes.

"Hoy se está trabajando y hoy día mismo, precisamente, pasa del Senado a la Cámara de Diputados para su aprobación el proyecto de ley de Medicamentos, que le va a otorgar la facultad al Instituto de Salud Pública de no sólo regular el tema de medicamentos, sino que a su vez de fiscalizar las farmacias, que es un punto que en realidad ha estado a la deriva", dijo Valenzuela a Una Nueva Mañana.

"Uno de los puntos cruciales (de este proyecto) es que se va a hacer exigible que toda receta médica sea dada con el nombre genérico del medicamento y que en la farmacia le van a poder vender el bioequivalente", expresó la funcionaria, que se declaró optimisma ante la tramitación e indicó que ya "dentro de este año 2012 deberíamos disponer de este proyecto de ley, que va a favorecer al pobre enfermo que necesita ahorrar desde su bolsillo".

La directora del ISP despejó también cualquier duda sobre la calidad de los productos bioequivalentes respecto de aquéllos de marca.

"Para ser bioequivalente el producto genérico tiene que pasar por una serie de estudios, y además el Instituto tiene que validar todos los procesos de esa industria farmacéutica donde se producen estos medicamentos, de manera de garantizar que sean absolutamente intercambiables", explicó Valenzuela, que lamentó "la baja presencia de los productos que ya han mostrado bioequivalencia en las principales cadenas de farmacias de este país".

"Es lamentable que no se disponga de éstos para ser vendidos a nuestra población más necesitada, y es lamentable también porque se ha hecho un tremendo esfuerzo por parte de la industria farmacéutica de cumplir con la bioequivalencia como para que finalmente, con todos los esfuerzos realizados, esto no se traduzca en un beneficio para nuestra población y sobre todo para los más necesitados", insistió.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados