Emiliano Arias: En la Fiscalía hay crisis y descontrol, antes no pasaban estas cosas

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

"Ésta no es la misma institución que creó Guillermo Piedrabuena y consolidó Sabas Chahuán", dijo el persecutor regional de O'Higgins.

Reconoció que, en el plano personal, ya no tiene deseos de continuar, pero afirmó que lo ata "el compromiso con las víctimas".

Resaltó que la denuncia de Sergio Moya se da ad portas de decisiones en casos relevantes, como el encubrimiento de abusos por los obispos católicos.

Emiliano Arias: En la Fiscalía hay crisis y descontrol, antes no pasaban estas cosas
 Canal 13

"Investíguenme completo, de pies a cabeza", declamó Arias en televisión, asegurando que hubo una "concertación" para provocarle daño".

Llévatelo:

El fiscal regional de O'Higgins, Emiliano Arias, reiteró que se siente "asombrado" ante la serie de "imputaciones falsas" que formuló en su contra el persecutor de Alta Complejidad de Rancagua Sergio Moya.

Entrevistado en el programa "Mesa Central" de Canal 13, Arias deslizó varias críticas al fiscal nacional, Jorge Abbott, y afirmó que el episodio delata que "la institución evidentemente está en crisis".

"Espero que de esta misma crisis salgan ciertos temas que tomen los legisladores, para que se regulen (en el organismo). Lo primero: los fiscales no nos podemos investigar a nosotros mismos, los fiscales no pueden (deben) investigar a los fiscales; eso ya puede traer problemas evidentes. Deberíamos ser investigados, por ejemplo, por un ministro de la Corte Suprema", señaló.

Para Arias, "la Fiscalía no puede estar tampoco sin algún tipo de fiscalización de la Contraloría. Hay una necesidad evidente de control, porque en la Fiscalía hay un descontrol".

El persecutor, que ha tenido varias controversias públicas con Abbott, apuntó que "estas situaciones no ocurrían antes, comienzan a ocurrir ahora".

"Es cosa de ver la historia, son hechos... En definitiva, juzguemos a las personas por sus hechos... Ya que estamos en Semana Santa: 'Por sus frutos los conoceréis', y una vez que veamos los hechos vamos a llegar a conclusiones como ésa: antes no pasaban estas cosas", insistió.

Reconoció que "los momentos de mayor tensión (con Abbott) fueron la realización de sumarios y cuando se reasignaron las causas. Hay muchas causas reasignadas, (como) las pesqueras: se parte con Fipes, luego con Asipes y Corpesca".

"Ya no quiero seguir"

Arias reconoció que, personalmente, ya no tiene deseos de continuar en el Ministerio Público, pero descartó renunciar en el corto plazo, pues -señaló- ello sería faltar a la confianza de las víctimas de los delitos investigados.

"Para mí el peor escenario es el mismo que el peor escenario para las investigaciones que llevo. Sinceramente, es lo único que me preocupa. Desde el punto de vista personal, Emiliano Arias Madariaga, persona, yo ya no quiero seguir en una institución que... Ésta no es la misma institución que creó y formó don Guillermo Piedrabuena, no es la misma institución que consolidó Sabas Chahuán. Es otra institución, pero ¿qué tengo que hacer? Preocuparme, más que por Emiliano Arias Madariaga, por todas las víctimas que confiaron en la Fiscalía, por ejemplo, en los casos de la Iglesia", señaló.

"Yo no voy a renunciar ahora, sería un irresponsable conmigo mismo y para con las víctimas que han confiado en la investigación en los casos más relevantes e incluso en los casos menos relevantes, que menos suenan, como los robos, donde nos ha ido muy re bien en la región, pero son cosas que no son rimbombantes y no se saben", expresó.

"La gente está confiando en la Fiscalía, denunciando más en la Fiscalía de O'Higgins... Lo único que me ata a la institución ahora es, precisamente, el compromiso con las víctimas y con las investigaciones, como ha sido siempre, desde cuando entré el año 2001, tenía 27 años y era asistente de fiscal en Diego de Almagro", señaló.

"La única razón por la cual no me voy es por las investigaciones que hemos podido levantar con el equipo, por el compromiso que tengo con el equipo (...) Si yo no fuera el fiscal que todo Chile conoce, que ha perseguido a todos los tipos de poderes posibles y a todas las personas posibles, yo ya estaría en el suelo", acotó.

Sospechosa operación ad portas de decisiones

Emiliano Arias dijo que uno de los hechos que lo sorprende de modo particular es "el momento en que se produce" la denuncia de Sergio Moya, y el despliegue comunicacional del mismo, "con bombos y platillos", lo que, a su juicio, "demuestra que esto estaba concertado para producir un golpe".

En esa línea, espera que el martes, en el consejo extraordinario de fiscales, se designe "un fiscal con pantalones, con independencia, con experiencia, que haya llevado investigaciones complejas", para que indague las acusaciones y "establezca no sólo que no hay delito, sino también la motivación real para que esto ocurra"

"¿Quizás qué va a pasar con la persona de Emiliano Arias después de este daño que me han querido hacer? La verdad, me importa poco, porque por sus frutos los conoceréis. Lo que me preocupa muchísimo son las investigaciones que se encuentran a mi cargo, en las cuales iba a tomar decisiones relevantes durante esta semana, en las causas más grandes", reveló.

Dentro de éstas, mencionó "una causa gigante, la de las listas de espera, (...) donde íbamos a decidir solicitudes de formalizaciones; en los casos de la Iglesia, donde llevamos siete formalizados clérigos y se iban a decidir tres más, y también esta semana íbamos a estar concentrados en decidir, analizar con el equipo, las formalizaciones en la línea del encubrimiento, que involucra a los obispos", contó.

"Estos son los casos que se van a analizar ahora. Estaba dispuesto así y es público, yo se los comuniqué a todos los fiscales. (...) Por eso es muy relevante qué va a pasar ahora, y que se designe" al fiscal que lo investigará a él, explicó.

"Podría ser una venganza"

Arias fue consultado en Canal 13 respecto a si la actitud de Moya pudo constituir una especie de represalia por el sumario administrativo que enfrenta debido a sus conversaciones con el alto mando de Carabineros en medio del destape de la Operación Huracán.

Recordó que dicho sumario fue solicitado por el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma, al fiscal nacional, dijo que él se enteró por la prensa y solamente le dio curso y lo asignó "para que tuviera una tramitación administrativa conforme los plazos", pero él se excluyó de los pasos posteriores, "porque Moya era un funcionario de mi confianza".

Interrogado directamente por si esto podía ser una venganza, respondió: "Buscando motivaciones, puede ser (aquello) de parte de él, pero la verdad es que, en relación con esto, no se avizora que yo haya hecho un acto en contra de él".

"Moya se fue aislando"

Arias contó que la actitud de Moya en el último tiempo "fue variando con todo el equipo de la Fiscalía de Alta Complejidad en relación a su forma de trabajo. Fue raro, se fue aislando".

Dijo que eso no le llamó la atención, pero, tras lo ocurrido, ahora saca "ciertas conclusiones".

"Acá hubo una coordinación previa con la radio (Biobío) para que fueran y se sentaran en su oficina, luego para hablar inmediatamente con la televisión cuando esto salió (el viernes). Eso estaba concertado", reiteró.

Consultado por si cree que Moya está siendo utilizado o está liderando un complot, contestó: "No lo sé. (Aclararlo) es función del fiscal regional que se designe para investigar este caso, que es bastante grave".

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados