Diputado Marcelo Díaz: René García me llamó "maricón" y "cola"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El parlamentario contó a Cooperativa cómo se produjo el altercado con su par RN.

Afirmó que éste tiene una "obsesión patológica que debe tratar con su siquiatra".

Llévatelo:

El diputado socialista Marcelo Díaz contó este miércoles en extenso a Una Nueva Mañana cómo se suscitó el altercado ocurrido ayer en la Sala de la Cámara Baja, donde la ministra Evelyn Matthei trató a parlamentarios opositores como "huevones de mierda" y el RN René Manuel García trató de agredirlo físicamente.

Díaz aseguró que el problema se originó en la actitud de los diputados de la Alianza, que se retiraron de la Sala al momento que había que votar una iniciativa para aumentar la fiscalización del cumplimiento de la ley laboral en los supermercados.

El parlamentario dijo no haber escuchado personalmente el insulto de Matthei, pero sí descartó enfáticamente que García haya actuado en defensa de la ministra: "Es una mentira", indicó.

Lo más grave es que el diputado RN "por segunda vez", tal como ya había hecho en mayo del 2010, "en una suerte de obsesión patológica, que tiene que tratar no en la Cámara sino con su siquiatra, me trató de maricón y de cola", indicó Díaz.

El legislador también tuvo palabras críticas para Evelyn Matthei, que -a su juicio- "no puede desconocer que la realidad laboral en los supermercados de Chile es de abusos, de prácticas que requieren más fiscalización.

"Ningún ministro de Estado, ningún Gobierno, ninguna autoridad pública puede tener un buen consejero en la soberbia. Nosotros le decimos a la ministra que no puede creer que lo hace todo perfecto", añadió.

Presidente de la Cámara: Garabatos no son legítimos

Los desórdenes de la pasada jornada fueron también condenados hoy por el presidente de la Cámara de Diputados, Nicolás Monckeberg, correligionario de García, quien indicó que los antecedentes del hecho serán derivados a la Comisión de Ética.

Éste órgano podría aplicar sanciones a los parlamentarios involucrados, que van desde amonestaciones a multas por el 5 por ciento de sus dietas.

Según Monckeberg, "es francamente perjudicial para la democracia, para el Parlamento y para el país que creamos que es legítimo que los ministros lleguen a la Sala a expresarse a garabatos y que los parlamentarios solucionen sus problemas a puñetes".

"Me parece lamentable que algunos consideren que es normal e insistan en sus dichos", acotó Monckeberg luego de que Matthei advirtiera que va a volver a insultar a los diputados si es que éstos de nuevo le faltan el respeto.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados