Papá de Sophie declaró en estrado, alegó inocencia y atribuyó a Cesfam mal procedimiento

Publicado:
| Periodista Digital:Pablo Barría Lagos

En el marco del juicio que afronta por parricidio, Francisco Ríos fue interrogado y entregó su versión durante más de tres horas.

Aseguró que la niña -de un año y 11 meses, muerta en 2018- se le cayó mientras la bañaba y los funcionarios de salud le hicieron una reanimación demasiado violenta.

La Fiscalía lo tildó de "frío, sin empatía y sicópata", y aseguró que su testimonio será refutado con pruebas científicas.

Papá de Sophie declaró en estrado, alegó inocencia y atribuyó a Cesfam mal procedimiento
 Pablo Barría Lagos

Francisco Ríos denunció haber sido torturado por gendarmes durante su encarcelamiento.

Llévatelo:

En el Tribunal Oral en lo Penal de Puerto Montt declaró este lunes, en el marco del juicio por la muerte de su hija de un año y 11 meses, Sophie, el imputado por el delito de parricidio, Francisco Ríos.

El hombre dijo que aquel 25 de enero de 2018, cuando llevó a la niña en estado agónico al Cesfam de Alercese hizo un mal procedimiento de reanimación cardiopulmonar.

"Había una persona arriba de la camilla haciendo RCP con las dos manos y yo le grité que eso estaba mal", apuntó en su declaración.

Ríos señaló al tribunal que su declaración ha sido siempre la misma: "La niña se me cayó de las manos en un descuido, pero nunca la agredí".

Explicó que fue a bañar a la niña porque era él quien hacía las tareas domésticas, ya que la madre de la bebé "dormía 24/7".

Francisco Ríos se vio todo el tiempo tranquilo y prestó declaración con seguridad, sin titubear ante las preguntas formuladas tanto por la Fiscalía como por los querellantes y la defensa.

Qué pasó en el baño

El acusado señaló que, antes de llevar a la niña al baño, encendió la cocina para calentar aceite y cocinar una hamburguesa para comer después.

"Dejé el aceite a fuego lento y calculé entre seis a siete minutos. Cuando terminé de bañarla, la levanto y le digo: 'Hijita, pásame la toalla, y en ese momento siento que el aceite se me está quemando y se está quemando la hamburguesa", relató.

"En ese momento -y no fue porque yo haya querido- me tuve que dar vuelta a mirar qué estaba pasando y ahí se me cayó la niña", afirmó.

Francisco Ríos prosiguió diciendo que, con Sophie afectada por la caída, fue a buscar alguna ropa para ponerle, le hizo maniobras de respiración cardiopulmonar -porque creyó que se había golpeado en el tórax y había perdido la respiración- y ella comenzó a respirar.

En el Cesfam

Luego se fue junto a su pareja, Camila, caminando al Cesfam, dado que está a pocas cuadras de su casa.

"Frente al BancoEstado, me detuve y le di respiración boca a boca, porque noté que le faltaba aire", explicó.

Señaló que después entregó a la pequeña a los médicos y la vio con vida; que ésta lo miró antes de salir del box.

Afirmó además que supo que la niña había muerto cuando Carabineros lo llevó al cuartel de la Sexta Comisaría y el policía que lo tenía en custodia le dijo a otro: "Hay que tomar declaraciones, porque hay un fallecido".

"Así me enteré de que mi hija había muerto y de ahí me bloqueé", sostuvo.

Golpiza en la cárcel

Mas de tres horas estuvo Francisco Ríos en el estrado prestando declaración.

En el marco de ésta también acusó que sufrió apremios ilegítimos en el hospital penitenciario: "Recibí una golpiza de unos 20 a 25 gendarmes al mismo tiempo, después a una polera le echaron esposas y con eso me pegaron, me oriné y perdí el conocimiento".

Voces de las partes

Tras la audiencia, la fiscal Ana María Agüero dijo que vio a Ríos con un carácter frío, que no se conduele con la muerte de su hija.

"Ustedes mismos pudieron apreciar el ánimo frío que tiene el imputado, la cero empatía que tiene, y eso mismo lo pudimos acreditar con la psiquiatra, que en el fondo señala que él es un psicópata", dijo Agüero.

"Sin mostrar un arrepentimiento, ni siquiera un dolor, al rememorar la muerte de su hija, él simplemente manifiesta que a él solamente es le cayó y que las maniobras de RCP son las que en definitiva la habrían provocado la muerte, pero reconoce los malos tratos que le daba a su hija por lo menos desde el 21 de enero de 2018 (cuatro días antes de la muetre)", expuso.

"Él siempre ha mantenido esta teoría", agregó la persecutora, pero advirtió que "ustedes van a ir viendo cómo vamos a desacreditar cada uno de lo que él establece".

También testificó una amiga de la madre de Sophie, quien dijo desconocer sobre presuntas agresiones previa de Francisco Ríos.

Pablo Castro, su abogado defensor, señaló que su defendido dio a conocer su versión de los hechos tal y como sucedieron.

"Él siempre ha dicho lo mismo, desde el primer día; así lo dijo en la investigación, cuando estuvo en la Fiscalía, y ahora en el tribunal lo reitera", señaló Castro.

En tanto, apuntó que "básicamente no sostenemos la misma prueba que presenta la Fiscalía, nosotros sostenemos que no es suficiente para probar los hechos contenidos en la acusación, faltan hartos testigos y falta la prueba pericial que va a presentar la Fiscalía (...) del médico legista que hizo algunos peritajes (...), y esa nos parece más relevante incluso que algunas".

Orgnización advierte presentación "débil" de la Fiscalía

En la audiencia estuvieron presentes integrantes de la Corporación Ley Sophie Chile, entre ellos su presidenta, Jimena Cofré.

La activista opinó que la Fiscalía hizo durante esta jornada una presentación floja: "Hoy día los abogados querellantes y la Fiscalía los hemos visto que están demasiado débiles", advirtió.

En cuanto a lo que viene, el tribunal determinó que la mamá de Sophie y sus familiares declaren a puertas cerradas; la mujer lo hará la mañana de este martes.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados