Venta de remedios en supermercados enfrenta a los especialistas

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

La medida "acerca los productos a la gente", recalcó la Cámara de Medicamentos.

Para los químicos, el problema es la mala educación y "el negocio que se quiere hacer".

Llévatelo:

Ante la medida que busca disponer medicamentos de venta directa en supermercados y bencineras, la Cámara de Medicamentos y el Colegio de Químicos Farmacéuticos se enfrentaron ante las ventajas y desventajas que trae el proyecto de ley.

ImagenSegún Jorge Véliz, director de la Cámara de Medicamentos de Venta Directa, la ventaja es que "la gente va a poder tenerlos a la vista, conocer todas las alternativas que tiene y los precios, ese es el gran cambio que esto significa", indicando que con el déficit de farmacias que hay en Chile, ayuda el disponerlos en sectores alejados vía supermercados y bencineras.

"Esto se ha presentado maliciosamente, como que se quiere sacar los productos a las farmacias para llevarlos a los supermercados. Esto va a permitir que se tenga acceso a estos medicamentos en sectores periféricos de las grandes ciudades donde no funcionan las farmacias durante la noche", recalcó Véliz a Una Nueva Mañana.

Por contraparte, Mauricio Huberman, presidente del Colegio de Químicos Farmacéuticos de Chile, acusó que en Chile los medicamentos se han presentado como "bien de consumo" en vez de un bien social de salud.

"Un gran negocio""En Chile hay muy mala educación con los medicamentos: es el único país del mundo donde los niños se intoxican más con medicamentos que con detergentes", sostuvo Huberman, junto con "el índice más grandes de intento de suicidio con productos de venta directa".

"Aquí lo único que quieren es hacer un gran negocio para ganar más plata los laboratorios. Acá se va a aumentar el consumo con un sistema de promoción de productos de venta directa", aseguró Huberman, donde los precios bajarán, pero a costa de los enfermos crónicos que deberán paliar los costos de la baja de precios.

Al respecto, Véliz replicó que el problema no es la automedicación, sino la "autoprescripción", y que es el consumidor el que tiene que decidir, y apuntar a una campaña de educación antes que salgan a la venta a las góndolas.

"Queremos que sea el consumidor, libremente informado, como corresponde, el que diga yo quiero llevar este medicamento", sostuvo.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados