Asamblea constituyente gana fuerza en la ex Nueva Mayoría como opción de salida a la crisis

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

El Consejo Nacional de la Democracia Cristiana dijo que es "el mecanismo más adecuado" ante la "necesidad urgente e inexcusable" de una nueva Constitución.

En Cooperativa, el senador Insulza (PS) reconoció que en las últimas semanas cambió de opinión y ahora también apoya esta vía.

Asamblea constituyente gana fuerza en la ex Nueva Mayoría como opción de salida a la crisis
 ATON

La AC, demandada hace años por organizaciones sociales, está hoy concitando apoyo desde la DC hasta el Partido Comunista.

Llévatelo:

A menos de 24 horas de que el Gobierno, a través del ministro Gonzalo Blumel, anunciara el inicio de un proceso hacia una nueva Constitución, ya empezó a tomar fuerza entre los partidos opositores la apuesta por una asamblea constituyente; una de las demandas más recurrentes de diversas organizaciones sociales en medio de la actual crisis.

Si bien Blumel habló anoche de un "congreso constituyente", la vocera Karla Rubilar dijo "nuestro camino no es la asamblea constituyente" y Felipe Ward afirmó que el mecanismo aún no está definido, la opción de la AC ya está concitando apoyos públicos formales de los partidos de la ex Nueva Mayoría, desde la DC hasta el Partido Comunista.

El Consejo Nacional de la Democracia Cristiana emitió esta tarde una declaración pública en la que sostuvo la "necesidad urgente e inexcusable de que el país cuente con una nueva Constitución Política que rija su destino y consagre derechos y obligaciones".

"Ella debe emanar de la participación activa, legítima y vinculante de la ciudadanía. Creemos que el mecanismo más adecuado es una Asamblea Constituyente institucional y democrática", manifestó la DC, que se declaró igualmente disponible "para que, en caso de existir un consenso sobre otras fórmulas, podamos avanzar sobre esa línea".

El Partido Comunista, a través de su representación parlamentaria en la Cámara de Diputados, manifestó hoy temprano su rechazo a la modalidad de "congreso constituyente" anunciada por el Ejecutivo, y dijo que "lo que exige la ciudadanía es una nueva Constitución elaborada en un proceso ampliamente democrático y participativo, y ese camino es la asamblea constituyente".

El presidente del Partido Por la Democracia, Heraldo Muñoz, dijo también hoy que la asamblea constituyente es una alternativa "absolutamente válida", y señaló que muchos países la han tenido sin que eso se haya traducido en inestabilidad política.

El ex canciller dijo que la apertura del Gobierno hacia una nueva Carta Magna es "un gran paso", pero abogó por una "participación efectiva de la ciudadanía", y advirtió que "no podrá ser el Congreso la sede del proceso constituyente".

En la misma línea se expresó esta tarde, en Cooperativa, el senador y ex ministro socialista José Miguel Insulza, quien reconoció un cambio de opinión personal en esta materia, que hoy lo pone a favor de la referida AC, dados los cuestionamientos ciudadanos a la legitimidad del Congreso para esta labor.

"Lo que originalmente dije era que era posible pensar en un sistema mixto, parte del Parlamento y parte de constitucionalistas elegidos. El problema que eso tiene -yo soy miembro del Congreso, así que tengo que reconocerlo- es que el Congreso no tiene mucha legitimidad como constitucionalista", detalló.

El senador añadió que "no soy partidario ni de adelantar elecciones parlamentarias, tampoco de esperar dos años para editar la Constitución, por lo tanto, tal vez sea mejor elegir una asamblea constituyente, llámenla como quieran llamarla".

"En esto he cambiado de opinión en los últimos días, porque he visto que probablemente el Congreso no tenga la legitimidad o respaldo suficiente como para cometer una tarea constitucional por sí solo", remarcó Insulza.

Finalmente, específicó que cualquier mecanismo que eventualmente se elija "tiene que ser absolutamente transparente y no sujeta a ningún tipo de presión posible, y por cierto, tiene que ser una convención de ciudadanos".

Coincidió el presidente de su partido y ex ministro de la Segpres, Álvaro Elizalde, quien señaló que "la nueva Constitución debe ser elaborada con un mecanismo distinto, con una amplia participación ciudadana, y por tanto, los ciudadanos y ciudadanas deben elegir a quiénes van a ser sus representantes en un órgano especialmente creado al efecto, una asamblea con carácter constituyente que elabore esta nueva Constitución".

"La señal de participación ciudadana es fundamental para que el proceso tenga legitimidad, y además permite garantizar que esa nueva Constitución sea expresión del sentir generalizado de todas las chilenas y chilenos", agregó.

Por su parte, el timonel del Partido Radical, Carlos Maldonado, destacó que su agrupación promueve un plebiscito y una asamblea constituyente como vía legítima para cambiar la carta magna, aunque cree que el anuncio del Gobierno "va en la dirección correcta".

"Mantenemos con fuerza nuestra propuesta y nuestra exigencia de que el primer paso sea un plebiscito vinculante, en que la ciudadanía se pronuncie sobre la necesidad de una nueva Constitución y sobre el mecanismo más representativo y democrático a través del cual le parezca que debe llevarse adelante este proceso de construcción de la nueva Carta Fundamental", explicó en un comunicado.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados