Crisis en Chile: Los casos emblemáticos de violaciones a los DDHH que recogió la ONU

Publicado:
| Periodista Digital: Cooperativa.cl

Gustavo Gatica, Fabiola Campillai y Abel Acuña aparecen, con relatos en detalle, como víctimas representativas de la represión policial.

La Oficina de la Alta Comisionada -liderada por Michelle Bachelet- consignó decenas de testimonios de agresiones físicas, sexuales y psicológicas.

Figuran dentro de éstos los de dos varones que denunciaron haber sido violados por policías.

Crisis en Chile: Los casos emblemáticos de violaciones a los DDHH que recogió la ONU

El caso de Gustavo Gatica, el joven que quedó ciego por el impacto de perdigones en sus dos ojos, ha sido uno de los que ha provocado mayor conmoción en medio de la ola de protestas. La investigación está en curso.

Llévatelo:

En el duro informe de la Alta Comisionada por los Derechos Humanos de la ONU (ACNUDH) sobre violaciones a los DDHH en el marco de la crisis social, se destacan una serie de casos emblemáticos denunciados en los más de 50 días de protestas.

Si bien abarca principalmente lo ocurrido entre el 18 de octubre y el 22 de noviembre pasados, también menciona algunos eventos posteriores a ese período.

Cabe destacar además que el documento solo menciona los nombres completos de aquellas víctimas que dieron su consentimiento expreso –personalmente o a través de sus familias-, mientras que al mencionar solo nombres de pila, estos se han modificado para proteger su identidad.

Lee también: Gobierno "agradece" informe ONU, pero advierte sobre las "noticias falsas"

Las víctimas representativas de la crisis

Gustavo Gatica Villarroel de 21 años es una de las víctimas más representativas de la crisis. El joven resultó herido por perdigones de Carabineros en ambos ojos el pasado 8 de noviembre en la Plaza Italia, fecha en que un total de ocho personas sufrieron lesiones oculares.

El informe remarca que "según información recibida, su evacuación médica no fue facilitada por Carabineros", y que el 26 de noviembre, casi tres semanas después de la agresión, "el hospital tratante anunció que había perdido la vista en ambos ojos".

La ACNUDH también especifica lo sufrido por Fabiola Campillai de 36 años, quien "fue impactada en la cara por un cartucho de gas lacrimógeno" el mismo día en que se informó la pérdida de visión total de Gustavo.

"Según los informes, estaba esperando un autobús cerca de un lugar donde estaba teniendo lugar una manifestación, en San Bernardo. Se ha informado que ha perdido la visión en ambos ojos", sostiene.

Finalmente, recuerda la muerte por un paro cardíaco de Abel Acuña de 30 años, quien estaba manifestándose en las cercanías de la Plaza Italia la noche del 15 de noviembre.

"El personal de salud mencionó que los equipos de socorristas enfrentaron dificultades para llegar al lugar donde se encontraba debido a los cañones de agua, gases lacrimógenos y disparos de Carabineros", añade.

Agresiones a la prensa

La ACNUDH también destaca dos casos de trabajadores de medios de comunicación lesionados por la policía mientras cubrían distintos hechos de la crisis.

El primero de ellos es el fotógrafo del Diario Concepción Lukas Jara Muñoz de 21 años, quien resultó herido por perdigones de Fuerzas Especiales, quienes "le habrían apuntado directamente mientras tomaba fotos de una niña detenida durante una manifestación en Concepción" el 21 de octubre, señala el informe.

Mientras que el 22 de octubre en Chiguayante, el camarógrafo de Mega Alejandro Torres de 44 años recibió un perdigón de Carabineros mientras cubría el saqueo de un supermercado, y como resultado de esta herida "perdió la visión en un ojo".

En este sentido, el informe acusa que "las autoridades tenían información sobre el alcance de las lesiones causadas en este contexto desde el 22 de octubre. Sin embargo, las medidas tomadas no fueron inmediatas y efectivas para poner fin al uso de armas menos letales, especialmente de las escopetas antidisturbios con perdigones".

"La pronta acción de Carabineros podría haber evitado que otras personas sufrieran heridas graves", estima la ONU.

Lee también: ONU documentó "amenazas de desaparecer", de violación y ejecuciones simuladas

Víctimas fatales

  • Romario Veloz Cortés de 26 años, ciudadano ecuatoriano que murió en La Serena tras recibir "disparos (con munición letal) por parte de personal militar" el 20 de octubre.
  • Kevin Gómez Morgado de 24 años, quien fue "baleado con munición letal por personal militar" en Coquimbo tras el toque de queda el 20 de octubre.
  • Manuel Rebolledo Navarrete de 23 años, joven que murió "atropellado por un camión de la Armada de Chile" el 21 de octubre.
  • Alexis Andrés Núñez Sandoval de 39 años, fallecido en Maipú el 22 de octubre tras presentar un traumatismo encéfalo craneano cerrado y una fractura de cráneo por una golpiza de Carabineros en medio del toque de queda. Testigos dijeron ver a efectivos golpearlo "en las piernas, en la cabeza y en tórax, tanto con patadas como con una luma principalmente" durante una manifestación.
  • César Mallea de 47 años murió en circunstancias que se investigan al interior de la 56ª Comisaría de Peñaflor el 24 de octubre. La víctima fue detenida durante el toque de queda "ya que supuestamente conducía bajo la influencia del alcohol" y llamó a sus familiares para hacerles saber que estaba bien, pero "al día siguiente se le informó a su familia que él se había suicidado ahorcándose".

Violencia sexual

  • Javier de 42 años denunció que al menos cinco carabineros que no se identificaron ni portaban sus nombres lo obligaron subir a su furgón cuando esperaba un taxi el 2 de noviembre "en una ciudad del norte". "En el interior, le quitaron los pantalones y, mientras uno de los oficiales lo sujetaba, otros repetidamente forzaron un arma en su ano", lo que se habría extendido por entre 10 y 15 minutos, hasta que eventualmente lo abandonaron cerca de una playa.
  • Josué Maureira de 23 años fue agredido sexualmente por Carabineros en la 51ª Comisaría de Pedro Aguirre Cerda. "Después de golpearlo repetidamente en medio de insultos homofóbicos, introdujeron un bastón retráctil en su ano", detalla el informe.
  • Carla de 16 años denunció que, tras ser detenida junto a su padre en Viña del Mar el 5 de noviembre, fue forzada por carabineros a mostrar sus senos, y también dijo "haber sido acosada físicamente con un bastón/luma y haber sido amenazada con ser desaparecida'". Su padre avisó a los efectivos que la menor tiene una discapacidad psicosocial al momento de la detención.
  • Fernanda de 25 años fue detenida el 20 de octubre cuando salió a hacer compras junto a su pareja en Coquimbo y cinco carabineros les pidió sus cédulas de identidad, pero no les dio tiempo de exhibirlos y solo "fueron empujados contra un automóvil, esposados y llevados a una comisaría". Allí, los policías llamaron a Fernanda "comunista" y "marxista", la golpearon en la espalda con una luma, y "se vio obligada a desnudarse".

Detenciones de civil y controles arbitrarios

El informe también habla de "relatos reiterados de personas detenidas con el fin de controlar su identidad", que fueron llevadas a comisarías pese a identificarse.

Mientras que carabineros de Antofagasta y Temuco habrían llevado a cabo detenciones vestidos de civil y al interior de automóviles sin patente, como fue el caso de Jacinto de 20 años, quien fue subido a una camioneta roja cerca de las 05:00 horas, y trasladado a un edificio para ser torturado, amenazado e interrogado con una capucha sobre su cabeza por horas.

"Según los relatos, se le insertaron agujas debajo de las uñas y se le pidió que dijera 'todo lo que sabía sobre las protestas'", hasta que lo volvieron a trasladar, todavía encapuchado, a un área remota en un segundo vehículo.

"Cuando bajó del vehículo, las personas que lo sustrajeron le gritaron que corriera. Estos simularon una ejecución, cargando la pistola, pero no disparándola", denuncia la ACNUDH.

Lee también: La otra cara del informe de la ONU: Más de 2.500 carabineros heridos

El informe también habla de hostigamiento policial contra líderes estudiantiles y estudiantes "debido a su papel en las protestas". El caso más recordado de aquello fue el de la vocera de la Cones y militante de la JJCC Valentina Miranda, de 19 años, quien fue detenida junto a otros compañeros en medio de un "cacerolazo" durante el toque de queda en Santiago.

"Carabineros intentó arrestarlos, incluso entrando al edificio al cual los estudiantes habían huido. La información disponible indica que Carabineros los golpeó y los arrastró fuera del edificio, antes de arrojarles gas pimienta y llevarlos a una comisaría. Los estudiantes alegan haber sido blanco específico de dichas agresiones", remarca el informe.

La ACNUDH también hace referencia al ingreso de Carabineros, "a veces interrumpiendo las clases y sin una orden de allanamiento", a distintos colegios y universidades a lo largo del país, "utilizando gases lacrimógenos y armas de perdigones".

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados