Tribunal declaró culpable a madre de hermanos Rojo

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Se determinó que Jeanette Hernández fue la autora de parricidio consumado y frustrado contra sus hijos.

Lectura de la sentencia será el próximo sábado 16 de enero.

Llévatelo:

ImagenEl Tribunal de Garantía de Puente Alto declaró a Jeanette Hernández culpable de los delitos de parricidio consumado y parricidio frustrado en contra sus hijos Esteban y Pablo Rojo, respectivamente.

El juez Renato Pinilla sostuvo que "este tribunal acreditó que el 17 de enero de 2008 Jeanette Hernández, estando al interior de su domicilio y utilizando un martillo, golpeó en múltiples ocasiones a sus hijos Esteban y Pablo Rojo, a consecuencia de los cuales el primero de ellos falleció y el segundo quedó en un estado de discapacidad en lo físico, además de modificar el sitio del suceso".

"Se condena a Jeanette Hernández como autora de parricidio consumado en la persona de Esteban Rojo y parricidio frustrado en la persona de Pablo Rojo" puntualizó el magistrado.

El juez indicó además que la mujer es imputable para enfrentar la condena que se conocerá el próximo 16 de enero a las 12:30 horas en el mismo tribunal.

El hecho ocurrió el 17 de enero del año 2008, cuando las primeras versiones daban cuenta del hallazgo del cuerpo de Esteban, de ocho años de edad, y de Pablo, de 15 años, gravemente herido, presuntamente por un robo y posterior golpiza al interior de la vivienda.

Tras las extensas declaraciones de los padres de los menores y la recreación del crimen en su vivienda, el caso dio un vuelvo prácticamente un año después, cuando la Fiscalía decidió formalizar a la madre de los niños, Jeanette Hernández, por el delito de parricidio y parricidio frustrado.

En las sucesivas audiencias, desarrolladas durante todo el año 2009, se revelaron más detalles del caso: entre ellos, los celos de Hernández hacia Pablo Rojo, el padre de los niños, que habrían motivado la brutal golpiza y posterior crimen.

Testimonios en contraA pesar de ser defendida en primera instancia por su marido, Pablo Rojo terminó declarando en su contra durante el juicio oral, donde detalló los episodios de celos y mentiras que sufría con ella. Además, su propio hijo Pablo, de 15 años y una de las víctimas, estuvo citado a declarar.

Pero fue sin duda el testimonio de la propia Hernández el que más expectación generó: en sus dos días de declaraciones aseguró que jamás había golpeado a sus hijos, mientras que su defensa pidió que no se le juzgara por sufrir problemas siquiátricos.

Así, tras un mes del desarrollo del juicio oral, se dio por concluido el proceso de alegatos de los abogados, para que el tribunal se pronuncie sobre el destino del Hernández, ya que la Fiscalía solicitó cadena perpetua para la mujer.

LEER ARTICULO COMPLETO

Relacionados