Caso Caval: Al computador de Sebastián Dávalos "se le borró información"

Publicado:
Autor: Cooperativa.cl

Así lo determinó un peritaje que realizó Carabineros al PC que utilizaba el hijo de la Presidenta Bachelet en La Moneda.

Se recuperaron, no obstante, archivos con términos "Luksic", "Chadwick" y "San Diego", pero no fue posible acceder a sus contenidos.

info Recuerda nuestra campaña "Todos podemos hacer más", si tienes una iniciativa solidaria que quieras comunicar, llámanos al 223648003 o visita nuestro sitio si quieres hacer tu aporte
Caso Caval: Al computador de Sebastián Dávalos
 UNO

El computador del ex director sociocultural de la Presidencia llegó al Ministerio Público a fines de febrero pasado.

Llévatelo:

Un informe pericial de análisis informático realizado por el OS-9 de Carabineros al computador que Sebastián Dávalos utilizaba en el Palacio de la Moneda reveló que algunos datos contenidos en dicho equipo fueron borrados, por lo que no se puede establecer su conexión con el caso Caval.

El peritaje -calificado como "reservado"- incluyó los computadores tanto de trabajo como personales del renunciado director sociocultural de la Presidencia, para indagar nuevos antecedentes en torno a la investigación por la compra de predios en Machalí, donde se busca determinar la existencia de negociación incompatible entre otros cargos.

Según informa hoy La Tercera, si bien el peritaje rescató archivos, no fue capaz de abrirlos y comprobar su contenido, dado que "el dispositivo de almacenamiento contiene un sistema de archivo no reconocido, es un disco sin formato, por lo mismo no mantiene sistema operativo. Es un disco aparentemente vacío al cual se le borró la información".

En junio pasado el fiscal regional de O'Higgins, Luis Toledo, había recibido un informe que ya apuntaba a la imposibilidad de obtener información del equipo laboral de Dávalos, donde se concluye que "el disco se encontraba borrado y sin formato, donde se realizaron búsquedas de palabras claves, encontrando algunos archivos recuperados donde se mencionan éstas, sin embargo, la información contenida no se encontraba relacionada a la investigación, o los archivos no pudieron ser visualizados".

Entre los términos encontrados en archivos que no pudieron ser leídos, están "Chadwick" (eventualmente aludiendo al síndico de quiebras Herman Chadwick), "Luksic" (de posible relación con el dueño del Banco de Chile, Andrónico Luksic) y otros tres con "San Diego" (nombre de uno de los predios vendidos en Machalí).

En cuanto al computador personal utilizado por Sebastián Dávalos, el OS-9 sostiene que "se realizó una búsqueda de diferentes conceptos y nombres, sin embargo, luego de efectuar el análisis correspondiente de dichos archivos, estos no mantienen información asociada a la investigación".

"Loba con piel de oveja"

Sobre Herman Chadwick, síndico encargado de liquidar los predios de propiedad de Patricio Wiesner y que vendió a la empresa Caval, un disco duro externo y dos computadores están bajo los mismos procedimientos, al igual que la arquitecta Cynthia Ross.

La profesional, sobrina de Patricio Wiesner, envió el mensaje: "Si el proyecto es muy bueno! Y la extorsión también!!! Ja ja. Atte... Loba con piel de oveja" al gestor inmobiliario Juan Díaz el 6 de mayo de 2011, material que maneja el Ministerio Público, de acuerdo con el matutino.

Para su abogado Mario Vargas, dicho correo hay que analizarlo "en su contexto" y tiene relación con el inicio de las gestiones para cambiar el plan regulador en la comuna de Machalí, donde se alude a que el municipio había otorgado un certificado de informe previo erróneo, "en que se indicaba que los terrenos eran urbanos" y "Cynthia Ross hizo ver este error".

"Fuera de contexto puede sonar mal, pero contextualizado cualquiera puede decir que si me veo perjudicado en algo, puedo presentar una demanda", señaló el abogado Vargas a La Tercera, agregando que la arquitecta incluso podría haber presentado una demanda, pero buscó una solución y coordinó una reunión con el seremi de Vivienda.

LEER ARTICULO COMPLETO

Suscríbete a nuestro newsletter